4 muertos y 3 mujeres heridas en incursión de hombres armados en La Guajira

, Judiciales

La matanza fue atribuida por las autoridades a enfrentamientos entre clanes

Cuatro hombres muertos y tres mujeres heridas, entre ellas una anciana de 80 años y una mujer embarazada, fue el saldo que dejó la incursión de hombres armados en una ranchería de la Alta Guajira.

Los hechos, ocurridos en el corregimiento de Irraipa, fueron confirmados por la Secretaría de Gobierno de Uribia, desde donde se indicó que ya las autoridades judiciales asumieron el caso.

Funcionarios de la Alcaldía de Uribia, el Ejército Nacional y la Defensoría del Pueblo ya se encuentra en el lugar de la tragedia, que se registró hace tres días, donde inicialmente se atendió a las personas heridas.

El secretario de Gobierno, Rubén Almazo, indicó que este conflicto se viene generando entre las castas Pushaina Epieyu e Ipuana, algo que preocupa a las autoridades, ya que “lo delicado de todo este asunto es que es un conflicto que viene tratándose bajo la Ley wayúu y esta no permite que se metan con las mujeres”.

“Los cuerpos de las víctimas fueron enterrados bajo los usos y costumbres de la comunidad indígena y ahora nos queda empezar a investigar para dar con los responsables”, sostuvo el funcionario.

El territorio Irraipa se encuentra a tres horas de la capital indígena de Colombia, por lo que fue necesario salir desde la madrugada con las autoridades y poder sacar a las mujeres que se encontraban heridas y trasladarlas a centros asistenciales en Uribia y Maicao.

Debido al grave estado de salud de una de ellas, que estaba embarazada, los médicos no pudieron salvar la vida de la bebe, quien murió luego de ser extraída del vientre.

Según los testigos, a la ranchería llegaron hombres con pasamontañas y armas largas y luego del ataque prendieron fuego a las humildes viviendas wayuu.

El secretario de Gobierno de Uribia confirmó que se desarrollará un consejo de seguridad para tratar varios temas del conflicto clanil en la Alta Guajira, mientras que miembros del Ejército Nacional se encuentran en la zona para evitar una nueva tragedia.