Bajo vigilancia médica 29 personas intoxicadas en fiesta de fin de año de empresa DPA

, Generales

El grupo de Vigilancia Epidemiológica y de Inocuidad Alimentaria de la Secretaría Local de Salud, adelanta la investigación del brote de enfermedad transmitida por alimentos, ETA, en el que 29 personas (23 niños y 6 adultos) resultaron afectadas luego de consumir presuntamente, un arroz mixto, en una fiesta de integración de fin de año.

El reporte entregado por la secretaria Local de Salud, Elba Yolanda Ustariz Martínez, indica que, 28 los afectados fueron remitidos a la Clínica Cesar y uno fue atendido en la Clínica Erasmo, presentaron nauseas, vómito, diarrea, malestar general, debilidad muscular y sudoración.

“Hicimos un recorrido por todas las clínicas de la ciudad, para verificar si habían llegado más pacientes con síntomas de intoxicación alimentaria, de esta forma confirmamos que los afectados fueron atendidos en dos centros asistenciales, quienes fueron ingresados la noche del pasado viernes y en el transcurso de la madrugada se les dio de alta, debido a que fueron respondiendo satisfactoriamente al tratamiento”, acotó Ustariz Martínez.

Agregó que, una vez se conoció del brote de ETA, con el equipo de Inocuidad Alimentaria, se visitó el lugar donde fueron preparados los alimentos, con el fin de verificar las condiciones higiénico sanitarias, manipulación, verificación de los ingredientes con los que se preparó el arroz mixto, que presuntamente sería el agente causante de la intoxicación masiva.

La Secretaria Local de Salud dijo que, por parte de la clínica, se tomaron muestras biológicas a los pacientes, las cuales son procesadas para saber qué originó la intoxicación.

Como en estos días de fiestas, se realizan muchas reuniones de despedida de fin de año y de integraciones, desde la Secretaría Local de Salud se invitan a las casas de banquetes o de preparación de comidas especiales masivas, a que hagan un correcto almacenamiento; cumplan con la cadena de frío y calor de los alimentos, previo, durante y posterior a la preparación, así como en el servido de los alimentos. Que estos sean preparados en tiempos cortos a la realización del evento y no con espacios de tiempos prolongados o anticipados que coadyuven a la descomposición de los alimentos y proliferación microbiana, sobre todo con los alimentos de alto riesgo (carnes, productos cárnicos, lácteos, salsas preparadas que contengan crema de leche, o ingredientes de fácil descomposición; contar con los equipos y el personal manipulador  necesarios y capacitados que conozcan e identifiquen los puntos críticos de control para el volumen de comidas que preparan y para que los alimentos se mantengan en condiciones óptimas de conservación; garantizar un transporte ideal y adecuado de acuerdo a lo exigido por la normatividad sanitaria vigente.

De igual forma, se invita a la comunidad que tengan cuidado y revisen los alimentos que van a consumir, sobre todo en eventos de asistencia masiva, y a las personas que contratan servicios de alimentación para eventos masivos, deben exigir el concepto sanitario del establecimiento donde se realiza preparación de los mismos, para garantizar que son objeto de inspección vigilancia y control por parte de la autoridad sanitaria.

Ustariz Martínez enfatizó que, desde el 1 de diciembre y hasta el 12 de enero, se mantiene la alerta para la vigilancia intensificada, prevención y atención de intoxicaciones por bebidas alcohólicas adulteradas por metanol, por ello se recomienda a la comunidad, comprar en lugares reconocidos, que tengan estampillas, revisar bien la botella, empaque, estampilla y bandas de seguridad; que tenga registro sanitario, verificar que en el interior de la botella no haya partículas o sedimentos; dudar de esos licores que tienen precio inferior al que normalmente se comercializa; después de consumir el licor debe destruir la botella, la tapa y la etiqueta; si al consumir licor presenta sintomatología como visión doble, dolor de cabeza y mareo, evitar automedicarse, dirigirse inmediatamente al médico y guardar el resto del licor que consumió para su posible análisis, además se hace énfasis en que, está prohibida la venta y consumo de licor a menores de edad.

La Secretaria de Salud manifestó que, antes de ingerir bebidas embriagantes, las personas deben alimentarse bien, mientras ingiere licor debe estarse hidratando y no excederse en el consumo, además si va a manejar entregar las llaves, porque es por su salud y por la de su familia, de esta forma vive una fiesta tranquila y en paz.