Gobierno de Duque con más desaciertos que aciertos en 3 meses de administración

, Política

Los desaciertos han caracterizado al Gobierno del Presidente Iván Duque, más que los aciertos,  según opinión de líderes de los diferentes partidos políticos.

Lo más complicado ha sido la falta de conexión de los ministros con el Congreso de la República, especialmente por el tema de la ley de financiamiento (reforma tributaria), lo que no le ha permitido que tenga un buen arranque en los primeros 90 días de administración.

El presidente del Directorio Nacional Conservador, el exsenador Hernán Andrade, le expresó a EL NUEVO SIGLO que el balance “es aceptable, desde el punto de vista técnico”, porque está “organizando la casa, es un gabinete técnico, cambios políticos tendrá que hacer para la gobernabilidad en el Congreso. Y se entenderá que no estamos reclamando participación”.

Sin embargo, dijo, “se remata con este tema duro con la ley de financiamiento, que rechazamos el tema de la canasta familiar”.

Andrade espera que se continúe consolidando el Gobierno con Marta Lucía Ramírez, advirtiendo que “nosotros no somos objeto de maltrato” y por eso no hay reclamos en cuanto al papel que cumple la colectividad dentro de la coalición; no obstante, “hay cosas que hay que consolidar”, en especial “que se le dé prioridad a la agenda legislativa”.

¿Aislado?

Para el presidente de la Alianza Verde, el también exsenador Jorge Iván Ospina, Duque “es un presidente aislado a su partido y el Centro Democrático un partido aislado de su Presidente. No sé si es en apariencia, pero es ilógico pensar que proyectos como la reforma tributaria o compromisos como los del Presidente en la consulta anticorrupción no sean apoyados por su partido. Y allí, por el bien de Colombia, uno aspira a tener a partido y Presidente gobernando y no en esa disociaciones”.

“Se muestra una falta de experiencia y de cultura de poder. Es el momento para el trabajo tranquilo en términos de pensamiento estratégico en relación al Plan Nacional de Desarrollo y de la financiación del mismo, y no de estar dando vueltas por todo el país”, consideró.

Ospina sostuvo que “independientemente a si se trata de un gobierno de derecha o de izquierda, el Presidente de la República debe asumir con responsabilidad la implementación de los acuerdos de paz y la responsabilidad que tenemos frente al calentamiento global y cambio climático. Y en ambos temas todavía está por verse la decisión presidencial”.

Desde las toldas liberales, el senador Mauricio Gómez anotó, que “creo que el presidente Duque arranca con muy buenas intenciones, arranca queriendo trabajar por el país, pero creo que le falta coordinación con su gabinete, creo que le falta unificar criterios con su gabinete. A su gabinete le falta más interlocución directa con el Congreso. Hay algunas excepciones, como el Ministro de Vivienda, como la Ministra del Interior, pero en general conocemos a muy pocos ministros, los vemos muy poco en el Congreso”.

En consecuencia, analizó Gómez, “a la agenda legislativa le faltan pilas. Creemos que todo no se puede quedar en intensiones, que hay que empezar a materializar las cosas y nos preocupan muchas cosas como la ley de financiamiento que acaba de presentar el Ministro de Hacienda, donde golpea la clase media de Colombia, golpea los pensionados de Colombia, golpea los estratos, uno, dos y tres. Creemos que es una reforma difícil de aprobar en el Congreso de Colombia y vienen días difíciles para esta reforma”.

El senador Berner Zambrano, del Partido Social de Unidad Nacional (La U), sostuvo que Duque “ha venido presentando las iniciativas que planteó en su campaña, fundamentalmente en el tema de anticorrupción. Todas las iniciativas están presentadas, anotando que “en lo que tiene que ver con la reforma tributaria o la ley de financiamiento” ha venido tratando de ubicar los recursos que le permitan cumplir con la propuesta de gobierno, “de tal manera que es el inicio normal de todo gobierno en medio de las dificultades”.

Como era de esperarse, el punto de vista de la oposición es de un balance muy negativo. El representante por Bogotá, Germán Navas, del Polo Democrático, lo puso en términos de que Duque “compró carro y aún no sabe manejarlo. Él no ha aprendido a manejar a este país. Tiene unos malos asesores”.

“Encontró un caos”

¿Y qué piensan los líderes del partido de gobierno? El expresidente Álvaro Uribe, jefe natural del Centro Democrático, manifestó que en los tres primeros meses el Gobierno de Duque “ha sido absolutamente transparente, sin clientelismo, sin mermelada”.

Para él, la elección de Duque dio confianza a la economía, el estímulo para generar empleo y mejorar la remuneración del salario de los trabajadores.

Uribe destacó el prestigio de Duque en la comunidad internacional para obtener préstamos que serán invertidos en el área social y el apoyo que recibe para recuperar la democracia en Venezuela.

Entre tanto, el presidente del Senado, Ernesto Macías, indicó, que el hoy Jefe de Estado “encontró un verdadero caos: un país endeudado, un enorme hueco fiscal, todos los programas sociales desfinanciados, un costosísimo acuerdo de paz sin presupuesto, serios compromisos económicos con la comunidad internacional. Y, sin embargo, ha enfrentado con eficacia varios problemas, como el cafetero, la desfinanciación del sector educativo, el tema de la salud, y la insensatez de quienes provocan marchas por problemas heredados del anterior gobierno, entre otras situaciones. Además, en pocas semana ha mostrado que su gobierno es cercano a la ciudadanía a través del diálogo social permanente”