Jesucristo Crucificado, tallado en un árbol, conmueve a Valledupar

El talento innato de Pedro Ortega  tiene conmovido al pueblo Vallenato. Este escultor  con herramientas rudimentarias talló en un árbol seco del Parque la Madres de esta ciudad, la imagen de Jesucristo Crucificado.

Es una verdadera obra de arte que se ha convertido en lugar de turismo,  donde llegan personas de todas las edades y  estratos sociales a admirar la escultura y a conocer a Ortega, quien sigue puliendo la imagen.

“Esta es una inspiración Divina, a Jesucristo hay que retribuirle todo lo que hace por nosotros aquí en la tierra y Él me dio éste talento que tengo, por eso quise hacerle un homenaje” aseguró el Escultor.

“Soy un admirador de la naturaleza, de los árboles, de los  pájaros por eso vivo caminando, por que esto me inspira,  me gusta andar libre como las aves” dijo