$30.000 millones se han manejado de forma irregular en el Cesar: Contraloría

, Economía

$30.000 millones de recursos de regalías se han manejado de forma irregular en el departamento del Cesar, según informe de la Contraloría General de la Nación, que encontró  hallazgos  con posible incidencia fiscal.

La mayoría de los casos sobre irregularidades con esos dineros  corresponden a temas de vivienda y calidad de obras, diice la publicación de ese órgano de control.

En total son 73 los hallazgos por $55.653 millones de pesos detectados en los departamentos  de la región Caribe, que se convirtió en la zona del país donde se concentra el monto más elevado de las situaciones irregulares detectadas recientemente por la Contraloría General de la República en cuanto al manejo de los recursos de regalías en el país.

Así lo indican los resultados de las auditorías que adelantó el organismo de control en el primer semestre de este año. La entidad informó que se hicieron auditorías a 13 gobernaciones y 34 municipios que arrojaron como resultado un total de 142 hallazgos fiscales por $112.707 millones.

De esos 142 hallazgos, 73 se concentran en la región Caribe (San Andrés, Córdoba, Guajira, Cesar, Atlántico, Magdalena, Sucre y Bolívar).

Los hallazgos de mayor cuantía en la región Caribe se concentran a su vez en el Cesar: 37 por  $29.556 millones. Le siguen Magdalena, con 4 por $11.209 millones; Bolívar, 11 por $5.958 millones; Córdoba, 5 por $4.788 millones; La Guajira, 8 por $3.696 millones; y Sucre, con 8 por $444 millones.

Los sectores más representativos en orden de presuntos hallazgos son: Vivienda Ciudad y Territorio; Medio Ambiente; Educación;  Transporte; Salud y Protección Social.

Los presuntos hallazgos fiscales más significativos se observan principalmente en los municipios de Ciénaga (Magdalena) con un hallazgo por un monto de $10.379 millones, seguido por la Jagua de Ibírico con 2 hallazgos por un total de $8.402 millones, Montería con un hallazgo de $4.586 millones y la Gobernación de Cesar con uno de $3.341 millones.

La entidad detectó irregularidades al haber observado un deterioro prematuro por falta de mantenimiento a las obras construidas, falta de planeación y supervisión en los contratos, baja calidad de las obras, obras no ejecutadas, vulnerabilidad estructural y sísmica, y sobrecostos en paquetes nutricionales.