, Nacionales

“Que les quede muy claro a las Farc y a todos los colombianos: no vamos a permitir hacer política con armas. Lo que sucedió ayer aquí en La Guajira es totalmente inaceptable”, aseveró el Presidente Santos.
De la misma forma, consideró que lo registrado el pasado jueves “va en contravía de lo que buscamos con el proceso de paz, romper definitivamente el vínculo entre las armas y la política”.
Tras calificar de “inaudito” lo acontecido, el Presidente Santos insistió que ello constituye una violación a los protocolos pactados en la Mesa de La Habana y mina la confianza en los diálogos de paz.
“No solamente violaron las reglas y los protocolos, sino que es un duro golpe a la confianza depositada en la negociación y a la confianza de los colombianos en el proceso”, sostuvo.
En ese sentido, el Presidente Juan Manuel Santos recordó que tal como lo indicó al anunciar el inicio del proceso de paz, no habrá despejes del territorio nacional como consecuencia del mismo.
“Aquí, como lo mencioné desde el primer día que anuncié este proceso, no habrá despejes. Nuestro deber, y el de la Fuerza Pública, es proteger a los colombianos y no vamos por supuesto a renunciar a él”, insistió.
Finalmente, el Presidente de la República reiteró la orden de suspender la presencia de delegados de las Farc en sus campamentos y ordenó el regreso de los enviados de esa guerrilla a La Habana.
“Como se anunció ayer, ordené suspender las visitas de los delegados de las Farc a sus campamentos para hacer pedagogía y a los que están en Colombia regresar a La Habana”, puntualizó el Jefe del Estado.