96% de abstención en consulta interna de los partidos

, Política

Al 96% ascendió  la votación en las consultas internas de los partidos que se realizaron este domingo en Colombia.

Casi un millón de personas participaron en este proceso en el que  El Polo  Democrático obtuvo una considerable votación,  con casi 900.000 electores en todo el país.

Los casi 20.000 millones invertidos, y la bajísima participación, son los principales argumentos contra las consultas
Cuatro partidos políticos participaron de las consultas. Solo el Polo Democrático convocó a sus militantes en todos los municipios del país,. El Partido Liberal, el Conservador y el Centro Democrático solo participaron en municipios específicos. Al final de la tarde la Registraduría informó que 995.640 personas se acercaron a las urnas. Para el registrador nacional, Carlos Ariel Sánchez, los resultados superaron las expectativas.

Como era lógico, el mayor número de tarjetones contabilizados correspondían a la consulta del Polo, partido que escogía a los 766 delegados que tendrán voz y voto en el IV Congreso Nacional del partido amarillo, que se celebrará entre el 14 y el 16 de mayo.

La Registraduría solo informó el número de tarjetones depositados, en una consulta que tenía el ingrediente de enfrentar a Clara López y Jorge Robledo, principales dirigentes del partido, quienes competían por hacerse con las mayorías decisivas para el próximo Congreso. Los resultados de esta puja se conocerán en el trascurso de la semana, pues en el escrutinio apenas está en marcha.

En total, 828.918 votos se contabilizaron en la consulta del Polo. Aunque esta consulta no era abierta, la participación también superó las expectativas de Clara López, presidenta de la colectividad, quien el viernes pasado le confesó a este medio que aspiraba a que no menos de 250.000 personas participaran en la consulta.

Los dos partidos tradicionales, con más de un siglo de existencia, se sometieron a este nuevo mecanismo para tomar decisiones sobre candidaturas a concejos, ediles y juntas de acción, en determinados municipios. El Partido Conservador contabilizó 63.580 votos, el Liberal 103.142.

El Centro Democrático, que apenas tiene nueve meses de reconocimiento, sometió a sus militantes a consulta en 53 municipios, también para definir algunas candidaturas. Óscar Iván Zuluaga, jefe del partido, dijo que aunque estaban habilitados para votar 318.000 militantes, participaron 63.580. “esperábamos superar los 50.000 votos, y lo conseguimos”.

Los casi 20.000 millones invertidos, y la bajísima participación, son los principales argumentos contra las consultas. Sin embargo, los dirigentes políticos coincidieron es defender este mecanismo de democracia interna, pues son los propios militantes de los partidos quienes toman las decisiones. Es decir, es una de las herramientas para acabar con el llamado bolígrafo, por ejemplo, para que cada partido escoja sus candidatos.

De hecho, ahora que el gobierno y el Congreso quieren instaurara hacia el futuro las llamas listas cerradas, para acabar con la compra de votos, entre otros argumentos, se piensa en el mecanismo de las consultas para definir quienes integran las listas de candidatos a corporaciones públicas.

El gobierno defendió el mecanismo de las consultas, pero se mostró partidario de buscar la forma de reglamentarlos, “habrá que revisar un poco como se pueden ajustar esos costos, para que dentro de la mayor austeridad se pueda de todas maneras continuar con este proceso de fortalecimiento de partidos que es absolutamente claro”, explicó el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo.

También, tanto los partidos como las autoridades electorales deberán en contra mecanismo para promover la participación en este tipo de escenarios, porque las consultas de este domingo pocos colombianos sabían que tendrían lugar.

Aplaudido por unos, criticado por otros, las consultas internas, una tradición en otras democracias, es un mecanismo que sigue sin cautivar a los votantes. Sin embargo es quizás la herramienta más indicada para que los partidos políticos tomen decisiones de forma democrática.