Alias “Tolemaida” a punto de recobrar la libertad

, Judiciales

El ex paramilitar Óscar Ospino Pacheco, alias “Tolemaida”, se encuentra a punto de lograr su libertad.

El ex jefe del frente Juan Andrés Álvarez que delinquió en Codazzi, Becerril, La Jagua de Ibirico, Chiqiguaná y Bosconia, municipios del Cesar, ya inició los trámites para la excarcelación.

El beneficio fue confirmado a alias ‘Juancho Dique’, y ‘Juancho Prada’, que ya lo tenía.

“Tolemaida”Fue capturado en 2009 en Venezuela por la Policía de ese país, se postuló y en mayo de 2010 rindió su primera versión libre. Pidió obtener el beneficio por su colaboración con la justicia; que le reconozcan sus estudios hechos en prisión, administración de empresas y derecho; y que la pena alternativa de Justicia y Paz va de 5 a 8 años.

En el mismo proceso están los ex paramilitares ‘Carlos Tijeras’ y ‘Diego Vecino’, quienes  esperan respuestas a solicitudes Úber Bánquez Martínez, alias Juancho Dique, y Juan Francisco Prada Márquez, alias Juancho Prada, son los primeros exjefes paramilitares en la Costa que accederán a la libertad a prueba. Solo están separados del beneficio por trámites de las autoridades.

La magistrada Uldi Jiménez López, de la sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá, confirmó el 25 de marzo la decisión que le concedió en enero pasado el beneficio a Banquez, desmovilizado del Bloque Héroes de los Montes de María. “La libertad (a prueba) se concederá siempre y cuando el nombrado no sea requerido por otra autoridad judicial”.

En el fallo se explican las tareas encomendadas a los organismos de control (las mismas en el caso de Prada) y que retrasan la salida de los dos exparamilitares de la Cárcel Modelo de Barranquilla. Banquez está preso allí desde 2006 y Prada, desde 2004.

El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) debe descartar que haya requerimientos penales distintos a los incluidos en las sentencias parciales de Justicia y Paz contra ambos.

“De existir uno, (…) el postulado será puesto a disposición de la autoridad competente con la finalidad de cumplir con la sanción impuesta”, advirtió la magistrada Jiménez.  La Fiscalía y los abogados de los postulados deben solicitar al juzgado de ejecución de sentencias de Justicia y Paz que se acumulen las penas impuestas a los dos, por delitos que cometieron como paramilitares, y sobre las cuales no se haya proferido medida alguna en Justicia y Paz.

Prada fue cabecilla del frente Héctor Julio Peinado Becerra, que delinquió en el sur del departamento del Cesar y el municipio de Ocaña, en Satnader. La libertad a prueba le fue concedida el 4 de febrero por la sala penal de la Corte Suprema de Justicia, que revocó la decisión del 10 de octubre del año pasado y le cambió “la medida de aseguramiento en carcel por sometimiento al sistema de vigilancia electrónica”.

Juancho Dique y Juancho Prada no son, sin embargo, los únicos excomandantes de las AUC en la Costa que pretenden la libertad a prueba, beneficio que les impone además varios compromisos.

La solicitaron también José Mangones Lugo, alias Carlos Tijeras; Óscar Ospino Pacheco, alias Tolemaida; Edwar Coboz Téllez, alias Diego Vecino, y Édgar Fierro Flórez, alisa Don Antonio.

Condiciones del beneficio

Al adquirir el beneficio, los postulados firman compromisos como: someterse a vigilancia electrónica del Inpec; presentarse cada tres meses ante el magistrado de Justicia y Paz más cercano al lugar de su residencia para rendir un reporte de desplazamientos, ocupaciones y actividad económica; asistir a las diligencias a las que sea citado; vincularse y cumplir con el proceso de reintegración de la Agencia Colombiana para la Reintegración; conservar buena conducta individual, social y familiar; informar todo cambio de residencia; no salir del país sin autorización judicial; no realizar conducta o acto que atente contra las víctimas y no acercarse a ellas, salvo autorización judicial; no tener ni almacenar armas de fuego; no realizar conductas delictivas dolosas; no participar de reuniones políticas o electorales; continuar con las obligaciones de esclarecer la verdad.