Alza en costo de la energía del 7, 53% a partir del 1º de noviembre anunció Electricaribe

La empresa Electricaribe anunció que las facturas de cobro de la energía eléctrica tendrán un reajuste de cobro del 7,53%, a partir del 1º de noviembre, en los 7 departamentos costeños a cuyos usuarios presta el servicio.

Atribuyó el inesperado incremento en el aumento del precio de la energía en bolsa, derivado de una mayor generación de electricidad térmica, debido a  la escasez de agua y la reducción de los embalses.

Así lo confirmó José García Sanleandro, gerente de Electricaribe, quien explicó que el alza será de 7,53%, en términos generales, y 4,83% en los estratos 1 y 2.

Argumentó que esto afecta a las compañías que deben ir al mercado a comprar electricidad a precio diario.

Aunque Electricaribe tiene la mayor parte de su suministro asegurado con contratos a término fijo, la empresa dio a conocer que desde el 1° de septiembre deben adquirir 22% de su demanda en la bolsa energética.

La información fue confirmada por el gerente de Electricaribe,  José García Sanleandro, quien explicó que el alza será de 7,53%, en términos generales, y 4,83% en los estratos 1 y 2.Desde el 1 de septiembre pasado tenemos una exposición a bolsa equivalente al 22% de nuestra demanda.

Dijo que con anterioridad a esa fecha “nuestra exposición era de tan solo el 12%, pero han vencido  contratos y no ha sido posible sustituirlos por nuevos contratos. Este año hemos llevado a cabo cuatro convocatorias públicas de compra de energía para el mercado regulado, pero lamentablemente no hemos recibido ofertas de los generadores  para el período crítico comprendido entre septiembre de 2015 y diciembre de 2016. No obstante Electricaribe seguirá solicitando ofertas para cubrir su demanda en los períodos antes mencionados”.

Verdaderas razones del aumento

La empresa Electricaribe pasó en un mes, de comprar en bolsa el 15 % de su energía, a un nivel del 22 %.

La razón es que aunque las centrales térmicas del país están despachando la energía que les solicitan mientras se cuida el nivel de los embalses para afrontar lo más fuerte del fenómeno del Niño, y de que  el ministro de Minas y Energía, Tomás González, ratificó que se descarta un racionamiento de energía a raíz del evento climático, más de 2,4 millones de usuarios de la región caribe estuvieron a punto de enfrentar, desde este jueves, cortes significativos en el suministro de electricidad.

Así lo confirmaron varias fuentes del sector, las cuales coincidieron en afirmar que la compañía Electricaribe, que atiende a los siete departamentos de la región, tuvo literalmente que correr el miércoles para conseguir unas garantías en efectivo, a través de préstamos bancarios, que le permitieran pagar por la mayor electricidad que le está tocando comprar en la bolsa de energía, cuyos precios se han disparado por encima del techo establecido, conocido como precio de escasez, que está en niveles de 302 pesos por kilovatio hora.

De acuerdo con las cifras de XM, operador del mercado eléctrico, en agosto el nivel de exposición de Electricaribe a los precios de energía en bolsa se ubicó en el 15 por ciento, pero al cierre de septiembre el porcentaje escaló hasta el 22 por ciento, lo que quiere decir que en esta proporción debió salir a cubrir sus obligaciones acudiendo a la bolsa.

A esta situación se llega, según explicó otro consultado, cuando a las empresas distribuidoras se les van venciendo sus contratos y, ante la ausencia de nuevos acuerdos o de renovaciones, deben ir al mercado secundario, donde la energía está cara por el fenómeno del Niño.

En el caso que vivió Electricaribe, la compañía tuvo que afrontar un proceso de limitación del suministro por parte de los generadores, ya que si no entregaba estas garantías que respaldaran el pago del servicio, comenzaban a cortárselo a los usuarios, en lapsos que comenzaban con una hora, pero que podían subir incluso hasta las 4 horas.

En medio de esta evidente tensión, las cuentas señalan en números redondos que el valor de las garantías por conseguir prácticamente se duplicó, pues mientras en agosto solo el 15 por ciento de su energía se pagaba a 300 pesos el kilovatio hora, este porcentaje subió al 22 por ciento a septiembre, mientras el 78 por ciento de la energía, que está por contratos, se paga a 150 pesos el kilovatio hora.