Amenazas ponen en riesgo producción de petróleo en el Cesar

, Judiciales

La crítica situación pone en riesgo el trabajo de más de 120 personas.

Con acompañamiento permanente de uniformados del Esmad de la Policía laboran en el sur del Cesar, los empleados de una empresa contratista de Ecopetrol que en las últimas semanas ha sufrido ataques y bloqueos en la región, donde los proveedores cobran sus servicios por encima de los precios comerciales.

La crítica situación pone en riesgo el trabajo de 120 personas y se agudizó el lunes cuando, por amenazas, abandonó la zona el supervisor de las obras que se ejecutan en el campo Tisquirama, sector donde la producción diaria de 890 barriles de petróleo ascendería a 2.000 barriles si se ejecuta la totalidad del proyecto en el municipio de San Martín.

Belisario Gordillo, gerente de la empresa Broca Limitada, que obtuvo de Ecopetrol el contrato por 4.300 millones de pesos, precisó que varias personas han destruido los panorámicos de seis volquetas y han realizado siete bloqueos viales para perjudicar las obras civiles y de remoción de tierras.

“Nos hemos sentido agredidos y extorsionados. A pesar de contar nosotros con volquetas y camionetas hemos intentado llegar a un acuerdo con los gremios locales, pero sus representantes insisten en cobrarnos mucho más de lo normal”, agregó el empresario.

Según Gordillo, mientras su empresa ofrece 10,5 millones mensuales por el alquiler de una buseta, en San Martín le piden 18 millones, generando sobrecosto.

Óscar Rincón, gerente de Operaciones y Desarrollo de Mares de Ecopetrol, aseguró que si se mantienen las presiones, ataques y amenazas se pondría en riesgo la continuidad del proyecto que contempla la perforación de 15 pozos y una inversión total de 54 millones de dólares (más de 178.000 millones de pesos).

“Nos preocupa que al igual que en otras zonas del país, se están generando presiones ilegales. Los precios exorbitantes desconocen la libre competencia, la libertad de empresa y la autonomía de contratista para trabajar”, indicó Rincón.

Por su parte, Raúl Maya, secretario de Gobierno de Cesar, precisó que el CTI investiga a quienes serían los responsables de atacar a las volquetas de la empresa contratista.

Además, en las últimas semanas se han realizado reuniones entre las partes, con acompañamiento de autoridades locales, pero no se lograron acuerdos.