Aportes de independientes a seguridad social serán descontados por todos los ingresos a partir de junio

, Economía

Desde junio próximo, los trabajadores que prestan sus servicios a un empleador como independientes entrarán en un nuevo esquema que asegurará su aporte a la seguridad social con base en todos los ingresos que reciben.

En ese mes empieza a regir la norma según la cual cada contratante le descontará por derecha la cotización al sistema de protección, que incluye pago a pensión, salud y riesgos laborales (ARL).

Así está establecido en el decreto 1273 de 2018, que obliga al empleador a aplicar la retención sobre el 40 por ciento del valor del contrato pactado, para cubrir el 28,5 por ciento correspondiente a su seguridad social –12,5 por ciento a salud y 16 por ciento a pensión, que es lo básico–.

El cambio será clave, ya que el trabajador hace hoy su aporte una vez, y si tiene varios contratos, presenta el mismo soporte a todas las empresas que lo contratan, pero la ley señala que la cotización es sobre todo su ingreso.

La medida ha sido calificada por algunos expertos como eficiente para el control de la evasión, ya que traería más recursos al sistema, pero desde la perspectiva de la directora de la Unidad de Gestión de Pensiones y Parafiscales (UGPP), Gloria Inés Cortés, es más un tema de equidad y de beneficio para cada colombiano.

Quien no aporta a la seguridad social se hace un mal a sí mismo. Cotizar es un beneficio, no una carga. Es mejor que no nos comamos toda la plata hoy y pensemos en el futuro

“Quien no aporta a la seguridad social se hace un mal a sí mismo. Cotizar es un beneficio, no una carga. Es mejor que no nos comamos toda la plata hoy y pensemos en el futuro. Lo que busca la UGPP es que los ciudadanos realmente cubran unos riesgos evidentes”, agrega.

Y explica que en salud puede que una persona joven no requiera tanto los servicios, pero no está exenta de necesitarlos alguna vez. Y con la pensión es igual, ya que nadie sabe cuándo dejará de tener ingresos por alguna circunstancia.

“Se arriesga a no poder garantizarle unos niveles adecuados de subsistencia a su familia. Está también el tema de la solidaridad con los que no tienen capacidad económica, lo que se financia con una parte de los aportes”, señala la funcionaria ante el frecuente reclamo de los que son requeridos por la UGPP.

Plata que no se recibe

Y es que pese a que la seguridad social es una protección para el ciudadano, la evasión está presente. La cifra global que registra la UGPP es del 9 por ciento, aun con los avances logrados desde el 2012, cuando era de 27,7 por ciento. En el caso de los trabajadores independientes es de 40,3 por ciento, lo llevó a adoptar medidas como la que se estrena en junio.

Más aún si la contratación de trabajadores independientes es hoy tan frecuente en el mercado laboral, toda vez que según el Dane, en el trimestre diciembre-febrero, el 43,4 por ciento de los ocupados fueron empleados por cuenta propia (pueden ser formales contratados por prestación de servicio o informales). Los empleadores ya hacen cuentas, y, según Jeisson Ramírez, director de Touché Asesores, hay múltiples inquietudes.

Incluso, el Ministerio de Salud estaría pensando en aplazar el cronograma, pero la entidad dijo que la decisión está en estudio.

Fabián Ignacio Hernández, de la Federación de Gestión Humana – Acrip Nacional, señala que las empresas están a la espera de que el Gobierno cambie la Pila (planilla integrada de liquidación de aportes). “Si la Pila no está funcional antes de junio, el ministerio tendrá que posponer la fecha”, dice. Y agrega que el cambio es bienvenido, pues generaría formalidad y “va a ser más difícil hacer trampa, sobre todo cuando tienen varios contratos”.

El mecanismo implicaría que, si un independiente tiene 5 contratos, cada uno por un millón de pesos mensuales, le tendrían que hacer retención por cada uno.

Como la norma señala que la base del aporte es el 40 por ciento, el descuento se haría sobre 400 mil pesos. Sin embargo, la ley también indica que no puede haber una cotización inferior al mínimo. Con esas dos prerrogativas, este independiente terminaría aportando 1’202.000 pesos al mes, es decir, el 24 por ciento de su ingreso total.