Atribuyen a disputa entre bandas criminales, múltiple asesinato en La Guajira

Las autoridades creen que la masacre que se registró en la Guajira el domingo de elecciones, está relacionada con ajuste de cuentas entre bandas criminales, ya que uno de los muertos era Hijo de ex jefe de “Los Rastrojos’.

Se trata Jailer Borré Struen, de 22 años,  quien murió por el ataque de sicarios en el barrio Dividivi

Por ello las autoridades Indagan si el asesinato es un mensaje para su padre, Juan Manuel Borré Barreto, preso en Bogotá.

El hijo mayor de Juan Manuel Borré Barreto, desmovilizado de las AUC y ex jefe de la banda criminal los Rastrojos, fue uno de los cinco jóvenes asesinados la madrugada del domingo en Riohacha, capital del departamento de La Guajira.

Es una clásica retaliación entre grupos al margen de la ley, aseguró  el coronel Alejandro Calderón Celis, comandante de la Policía en La Guajira.

Fuentes oficiales precisaron que un grupo de hombres, al menos cinco, cometieron el ataque hacia las 12:30 a.m. en la calle 69 con carrera 12A, barrio Dividivi.

Borré Struen recibió varios impactos y murió antes de recibir atención médica. Lo mismo le ocurrió a Nilcen Arévalo Solano, de 20 años, y Jhonier Nisperuza Calle, de 17 años.

Humberto Sáez Pérez, de 16 años, y la joven Dailen Xilena Ariza Quintana, de 15, fallecieron en distintos centros asistenciales.

La forma como se cometió el hecho tiene ribetes de un ataque planeado: los homicidas se desplazaron en un taxi, el cual habían hurtado minutos antes, y usaron armas con capacidad de disparar en ráfagas.

Además, el lugar y la ocasión: un sitio donde varias personas se habían aglomerado desde horas de la noche del sábado a escuchar música champeta que sonaba en un picó.

Calderón confirmó que el conductor del auto de servicio público “fue secuestrado para obligarlo a que los transportara y lo tiraron en el basurero, después de haberlo golpeado”.

Tras la arremetida, los delincuentes abandonaron el taxi en Tawaira, otro sector del suroriente de Riohacha.

Y que una de las víctimas sea hijo de Juan Manuel Borré, alias Pistón, tampoco es un dato menor para los organismos de seguridad. No solo en La Guajira, sino también Atlántico, Magdalena, Bolívar y Sucre.

La razón es que varias investigaciones y el mismo detenido, quien luego de capturado se convirtió en testigo de la Fiscalía, prueban que al mando regional de los Rastrojos tuvo ingerencia criminal en esos  departamentos de la región.

La Fiscalía dio a conocer en abril de este año que Pistón y su hermano menor, Brayan, aceptaron responder por 91 delitos cometidos en Atlántico y 54 en Bolívar.

A esa imputación de cargos se adicionarán otras, “teniendo en cuenta que son más de 700 homicidios”, añadió en un comunicado.

El coronel Calderón afirmó que hay “una disputa por el territorio entre los denominados Caradura” y otro grupo que, de acuerdo a las pesquisas, pretende hacer presencia en esa zona riohachera.

Investigadores del CTI y la Sijín, consultados sobre el hecho, coincidieron sin embargo en que “el modus operandi empleado por los autores tienen características de una estructura del crimen organizado”.