Autoridades investigan procedencia de amenazas a integrantes del nuevo cabildo indígena Kankuamo

, Judiciales

cabildo indígena Kankuamo que fueron denunciadas en el corregimiento de Atánquez, al norte del municipio de Valledupar por los propios afectados.
De acuerdo con las informaciones, la situación se presentó en esa población, cuando los líderes indígenas de la etnia realizaban un censo en el  para poder determinar cuántos indígenas kankuamos integran el nuevo cabildo Chiskuin.

“Estamos realizando un censo puerta a puerta y a dos semaneros, (integrantes de la guardia indígena), fueron llamados de una casa por una persona que les dijo que lo censara y al acercárseles les sacó una pistola y los amenazó con dispararles, si seguían en esa labor”, denunció  el cabildo gobernador de Chiskuinya, Lot Usiel Villazón Arias.

Ante la Fiscalía General fue presentada la respectiva denuncia y aunque tienen identificada la persona que los amenazó, dicen desconocer si es producto de las diferencias que se presenta entre esta comunidad Kankuama que ahora tiene dos cabildos gobernadores.

“Estamos pidiendo al Gobierno Nacional y a los organismos internacionales que nos den garantías para seguir defendiendo nuestro derechos, queremos trabajar por nuestra comunidad y sacarla adelante, no se justifica que un señor como Jaime Arias quien  lleva 23 años en el poder, tenga a una comunidad sumida en el atraso, en la pobreza y nosotros como Cabildo Indígena Chiskuinya de la parcialidad, que somos la esperanza ahora nos amenacen, pero  aunque nos intimiden no vamos a echar para atrás”, dijo Villazón Arias.

Entre los Kankuamos se presenta el mismo problema que en Venezuela, con dos presidentes. Aquí en el Cesar operan dos cabildos gobernadores, el reconocido por las autoridades colombianas que preside Jaime Arias y el creado por inconformismo y buscando independencia, que es liderado por Lot Usiel Villazón Arias que lo integran representantes de los corregimientos de Atánquez, La Mina, Río seco y Ramalito.