Autoridades investigan si crimen de menor en Curumaní fue por venganza

, Judiciales

Las autoridades investigan si el crimen del menor de 4 años, Jhoan Alexander Rodríguez Rodríguez, ocurrido en Curumaní fue ejecutado por venganza

Así lo dio a conocer el comandante de la Policía en el Cesar, Coronel Diego Rosero, en declaraciones a los medios de comunicación.

El hecho estaría relacionado con la terminación de la relación que  joven de 17 años, acusado del horrendo hecho, mantenía con la madre de la víctima.

Durante varias horas se realizó la audiencia de legalización de captura, imputación de cargos y medida de aseguramiento del sujeto ante un juez del Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes.

El Coronel Rosero dijo que el adolescente de 17 años, sindicado del asesinato y abuso sexual del niño Jhoan Alexander Rodríguez Rodríguez, de 4 años, quedó al descubierto cuando fue citado a que rindiera una indagatoria porque su bicicleta fue encontrada cerca del sitio del crimen.

En la diligencia, el joven confesó delante de su progenitora que fue él quien cometió el horrendo homicidio.

Así lo dio a conocer el comandante de la Policía Cesar, coronel Diego Hernán Rosero Giraldo, al señalar que los investigadores del caso solicitaron a la madre del joven de 17 años que le hiciera acompañamiento a la diligencia, que también contó con la presencia de un funcionario de la Comisaría de Familia.
El oficial dijo que ante la confesión, de inmediato se activaron los protocolos para dejar al menor a disposición del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, seccional Cesar, al tiempo que la Fiscalía solicitó las audiencias de legalización de captura e imputación de cargos ante un juez del Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes.

El oficial, al referirse a la vinculación del adolescente al proceso, explicó que la Policía con sus investigadores mediante un trabajo dispendioso y con mucha responsabilidad, tenía información concreta sobre su posible responsabilidad, toda vez que lo habían visto rondando en el sector en una bicicleta y esta fue encontrada recostada a la pared del sitio del hallazgo del cadáver del niño, el colegio Camilo Torres Restrepo.
El plantel educativo queda a pocos metros de la vivienda de la progenitora de la víctima, Lilibeth Rodríguez, de 20 años, excompañera sentimental del adolescente. Las autoridades investigan si el crimen sería una venganza por la terminación de la relación.