Cámara de Representantes aprobó prohibir que bancos cobren cuotas por cuentas de ahorro, tarjetas de crédito y otras operaciones financieras

, Economía

La Cámara de Representantes aprobó prohibir que los bancos colombianos cobren a sus clientes, cuotas por cuentas de ahorro, tarjetas de crédito y otras operaciones financieras.

Con la decisión que hizo tránsito en esa corporación en sus debates reglamentarios, se eliminan también, descuentos por consultas de saldos, retiros de dinero, transacciones operacionales, pagos de servicios y otros cobros considerados como abusivos por parte del sistema bancario, según argumenta la potencia aprobada por votación mayoritaria en esa célula legislativa.

Con esta determinación, el Congreso de la República busca disminuir el impacto económico de productos financieros en el bolsillo de los ciudadanos, quienes constantemente se quejan por tanto descuento que hace desaparecer la plata de sus cuentas y depósitos.

Las personas que manejan el plástico deberán acercarse a la sede del banco.

La iniciativa que fue propuesta por el representante Álvaro Hernán Prada debe ser aprobada en dos debates más y busca también incentivar la bancarización y el uso de ese tipo de productos financieros que se ofrecen a los ciudadanos.

El proyecto pasa ahora al Senado de la República para su evacuacób, antes de pasar a sanción presidencial.

Al principio de la sesión, varios representantes se declararon impedidos argumentando que usan este tipo de productos por lo cual no votaría. Sin embargo, esos impedimentos fueron negados por la plenaria en votación.

Pese a que se escucharon en la Cámara algunas voces en oposición al proyecto como la de los representantes Christian Moreno y Alfredo Deluque, argumentando que esta iniciativa no asegura que se desarrolle la bancarización y que el sector bancario se vería afectado por la falta de esos cobros.

Moreno se mostró preocupado por “mayores costos financieros en la sostenibilidad de sistema y cuidado, también una afectación laboral a las personas que hoy dependen de la actividad bancaria y financiera en nuestro país”.

Por su parte, el representante, John Jairo Berrío, uno de los ponentes, aseguró que este proyecto no debe preocupar a la banca ya que los pagos por manejo que hacen los ciudadanos representan una ganancia marginal para este tipo de empresas y un gasto significativo para los usuarios.

“Yo creo que ahí hay plata con que asumir esto y eso, realmente, es un ingreso marginal para las entidades financieras pero sí es un gasto, un gasto muy grande, para las familias pobres de este país que se ven avocadas a tener la plata en el banco obligatoriamente”, argumentó Berrío.

El proyecto deberá ser aprobado en dos debates más en el Senado -comisión y plenaria- para que pueda ser sancionado por el presidente Iván Duque como ley de la República.