Capturan a hermanos señalados de millonario fraude en La Guajira

, Judiciales

Son conocidos como “Los Hermanos Nule” de la Guajira

Construcción de 42 megacolegios en el departamento causó un detrimento de $ 20.000 millones.

 

 

 

La seguridad de Migración Colombia detuvo a los hermanos Carmen Lucía y Enrique Eduardo Ávila Chassaigne, quienes eran buscados a través de Circular Azul de Interpol por el delito de fraude contra la administración pública.

A los hermanos se les señala de hacer parte de la firma Ávila Ltda, que fue contratada en el 2009, para la construcción de 42 megacolegios en el departamento de La Guajira, por un valor de 150 millones de pesos.

De acuerdo con la Fiscalía, el contrato generó un detrimento a La Guajira por cerca de 20.000 millones de pesos; por sobrecostos y facturación falsa en los anticipos.

 

Según informó Migración Colombia, los hermanos Ávila Chassaigne eran esperados el sábado al mediodía en Bogotá.

No obstante, cancelaron su vuelo y decidieron tomar uno diferente desde Miami hacia Barranquilla, donde los sorprendió un grupo especial de Migración Colombia que seguía cada uno de sus pasos.

Luego de su detención, los hermanos Ávila Chassaigne fueron puestos a disposición del CTI para la legalización de su captura.

Son conocidos como los “Nule de La Guajira”
Se trata de los hermanos Ávila Chassaigne investigados por irregularidades en la construcción de 42 megacolegios en el departamento.
Hace una semana la Fiscalía lanzó un S.O.S por la corrupción en La Guajira y entre las advertencias el capítulo de la educación incluyó la construcción de Megacolegios.

El propio fiscal general aseguró que el detrimento patrimonial con la construcción o el proyecto para construir 42 megacolegios en el departamento, llegó a los 20.000 millones de pesos y los responsables resultaron ser los directivos de la firma constructora Ávila Ltda, dos hermanos ahora capturados.

Carmen Lucía y Enrique Eduardo Ávila Chassaigne, conocidos como los “Nule de La Guajira” fueron detenidos en la noche de este lunes por oficiales de Migración en el aeropuerto Ernesto Cortissoz de Barranquilla cuando llegaban de los Estados Unidos.

Aunque trataron de evitar su captura al cancelar un vuelo que tenía como destino la ciudad de Bogotá, una alerta de circular azul de Interpol terminó por delatarlos y dejarlos en manos de Migración Colombia.

El fiscal Néstor Humberto Martínez aseguró que en el proceso de contratación para los megacolegios descubrieron sobrecostos y facturación falsa en los anticipos, ahora están en manos de agentes del CTI que los presentarán ante un juez para legalizar su captura.