Cayó buque con millonario contrabando de whisky y cigarrillos en aguas marítimas de La Guajira

, Judiciales

Un millonario cargamento de whisky y cigarrillos de contrabando, fue incautado por las autoridades en aguas marítimas del departamento de La Guajira

Drones de la Fac lo detectaron la embarcación con la carga ilegal y en coordinación La Policía Fiscal y Aduanera, decomisó 800.000 cajetillas de cigarrillos y 3.500 litros de whisky.

El contrabando era transportado en el buque Ángel Guardián, que desde hacía meses venía rondando las costas de la alta Guajira, fingiendo labores de pesca, y que terminó llamando la atención de oficiales de inteligencia de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) apostados en la zona.

Tras varios días de seguimiento a través de drones, se estableció que su tripulación está al servicio de una gigantesca red de contrabandistas que ingresa al país millones de dólares en cigarrillos y whisky, desde Aruba, y que bajan por trochas ilegales hasta Maicao, desde donde los distribuyen a todo el país.

La Policía Fiscal y Aduanera (Polfa) desplegó un operativo que permitió aprehender cerca de 800.000 cajetillas de cigarrillos de contrabando y 3.500 litros de whisky Old Parr que, junto al buque, bordean los 1,5 millones de dólares. Además, fueron capturadas cuatro personas, que admitieron no llevar documentación.

“Estamos desplegando una estrategia agresiva, contundente y frontal, para atacar a los eslabones más fuertes de la cadena criminal, quitándoles la plata, los bienes y dejando tras las rejas a quienes se asocian con ellos”, le dijo a EL TIEMPO el general Juan Carlos Buitrago, director de la Polfa.

El buque fue interceptado en altamar y ahora se indaga si salía de Colombia cargado con mercancía ilícita y si hay otras embarcaciones vinculadas a estas redes de contrabandistas.

En el operativo fueron capturadas cuatro personas, que admitieron no llevar documentación.

Se estableció que, de manera paralela, la Polfa, agentes antimafia de la Oficina de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE), y con la cooperación de agencias españolas de inteligencia, le están siguiendo el rastro a cerca de una docena de contenedores que ingresaron por el puerto de Barranquilla con mercancía de contrabando tasada en 6,2 millones de dólares.

Si bien estos dos golpes, calificados como históricos, exponen la efectividad de las labores interagenciales locales e internacionales, también muestran un crecimiento inusitado del contrabando, que golpea la economía de textiles, licor, cigarrillos, medicamentos, calzado, carne y hasta implementos de aseo.

Cifras de la propia Polfa señalan que, en relación con el año pasado, los golpes se han incrementado. En el sector de cigarrillos, el aumento ha sido de un 241 %; en el de medicamentos, de 1.170 %; en el de licores, 87 % y en el de la carne, 11 %.

“En el 2018 le quitamos la cola a varias estructuras del contrabando, pero este año vamos por las cabezas”, dijo el general.

Los capturados quedaron a disposición de la Fiscalía y ahora se rastrea a los dueños del barco y sus contactos en Aruba y en China.

Tomado de El Tiempo