Cesar y La Guajira en emergencia económica

La emergencia económica declarada por el Gobierno del Presidente Santos para el área fronteriza con Venezuela, tendrá efectos en los municipios fronterizos de los departamentos del  Cesar y La Guajira, igual que en Norte de Santander, Boyacá, Arauca, Vichada y Guainía, además de Cúcuta, Zulia, Salazar de las Palmas y Sardinata.

 

Se trata de una serie de decretos, algunos de los cuales están pendientes de expedirse, los cuales se enfocan en la adopción de mecanismos que permitan mejorar la situación de los colombianos residentes en la frontera. Uno de estos es analizar caminos para que industrias colombianas que estaban en la parte venezolana regresen al país.

 

Lo que se busca es que la actividad económica y el empleo que generaban estas compañías, cerradas por la crisis con Caracas, se reactiven con prontitud y tengan efectos positivos sobre la región limítrofe.

Entre los decretos expedidos hay varios que abordan temas cómo eximir a los deportados de algunos requisitos para que se afilien a Más Familias en Acción. También para que se faciliten los permisos de residencia o de nacionalidad a los venezolanos que llegaron sin sus familiares colombianos. Así mismo, se dispone suspender el requisito de libreta militar para trabajar o para matricularse en centros educativos.

Estas decisiones son de inmediata aplicación y hacen parte de la estrategia de atención que viene implementando el Gobierno desde que, a mediados de agosto, Maduro ordenó el cierre de varios puntos la frontera binacional.

Además, para activar la economía de la región, en los municipios cobijados por la emergencia se acabará la prohibición de realizar convenios administrativos, norma prevista en la Ley de Garantías.

La Casa de Nariño tiene información de que las sedes de varias de esas empresas han sido ocupadas por la Guardia, por lo que es prioritario agilizar su traslado. No obstante, aún no es claro cómo se procederá con esto, pues las medidas concretas están en estudio. Además, mientras permanezca cerrada la frontera no será posible el traslado físico.

“Vamos a tomar medidas para localizar en Colombia plantas industriales que funcionaban en Venezuela, con planes de empleo de emergencia. Vamos a disminuir los requisitos para crear empresas en la frontera. Y vamos a tomar medidas de beneficios tributarios, crediticios y de cofinanciación que nos permitan dinamizar su economía”, anunció Santos. (Lea también: Canciller Holguín se reunió con Alto Comisionado de ONU para DD. HH.)

Al otro lado de la frontera, los colombianos tienen empresas de textiles y confecciones, muebles y maderas, metalmecánica, industrias de fibra de vidrio, lavanderías industriales y de fabricación de carrocerías.La mayoría de estas están en Ureña, estado Táchira.

Más medidas

Una medida importante, relacionada con una actividad de las principales que se desarrollan en esa zona de la frontera, es permitir que los ‘pimpineros’ (vendedores de gasolina venezolana) cambien de actividad y dedicarse a situaciones laborales legales.