Defensoría urge esclarecer atentado que puso en peligro vida de Imelda Daza

, Judiciales

El organismo solicitó evaluar y reforzar las medidas de protección para los dirigentes Inelda Daza y Manuel Fernández.

Luego del ataque con arma de fuego ocurrido en la sede del Sindicato Único deTrabajadores  de la Industria de Materiales de la Construcción (Sutimac), en Cartagena, la Defensoría del Pueblo urgió a las autoridades competentes para esclarecer estos hechos que pusieron en peligro la vida e integridad de la dirigente de la Unión Patriótica (UP) Inelda Daza, y el líder del movimiento laboral Manuel Fernández, quienes se encontraban en el sitio al momento de la incursión.

Información recopilada por la Defensoría Regional Bolívar indica que una vez se produjeron los primeros disparos, personal de seguridad en el lugar de los hechos reaccionó, presentándose un enfrentamiento que aunque ocasionó heridas a uno de los escoltas, salvó la vida de ambos dirigentes, así como de las demás personas que allí se encontraban y que estuvieron en riesgo como consecuencia de esta situación.

Desde el momento en que ocurrió este lamentable episodio, la Defensoría ha estado en contacto permanente con las autoridades, quienes reportaron la captura de dos presuntos sospechosos. En todo caso, para el organismo de control resulta fundamental y prioritario individualizar y judicializar tanto a los autores materiales como intelectuales, y establecer si se trató de un atentado directo contra la vida de los líderes que permanecían reunidos en la sede sindical.

La Defensoría del Pueblo solicitó igualmente revisar y fortalecer las medidas de protección encaminadas a garantizar la vida de Inelda Daza y Manuel Fernández, a la vez que recomendó ajustar los protocolos de prevención para asegurar el normal desarrollo de las actividades por parte de quienes desde distintas corrientes ideológicas y políticas ejercen sus derechos a la libertad de expresión, asamblea y liderazgo social.

La Defensoría, que ha permanecido atenta al desarrollo de los acontecimientos y a la posible convocatoria de un consejo de seguridad, se ha mantenido en contacto con el dirigente sindical Manuel Fernández, con quien está prevista una reunión de carácter humanitario en el transcurso de las próximas horas. La Entidad también sostuvo comunicación esta mañana con la Secretaría del Interior y Convivencia Ciudadana de Cartagena, la cual sugirió a las autoridades de Policía el ofrecimiento de una recompensa para motivar la colaboración ciudadana en el propósito de depurar responsabilidades y aclarar las circunstancias que rodearon el ataque.
“Mi esposo no es un sicario, él fue a robar”: esposa de alias ‘El Pito’
La mujer aseguró que su esposo, sindicado de atentar contra Imelda Daza, llegó al sitio a robar cadenas y celulares
Luego de la captura de Ricardo Olier, alias ‘el Pito’, sindicado de atentar contra Imelda Daza, líder de la UP, su compañera sentimental quien pidió no ser identificada reconoció que su esposo sí estaba en el lugar, pero aseguró que él no fue a matar a nadie, y que estaba allí para robar unos celulares y unas cadenas.

“Mi esposo no es un sicario, el llegó allá porque lo llamaron a decirle que unos señores tenían unas cadenas y unos celulares de alta gama. No fue a matar a nadie, el fue a robar. Nosotros tenemos un niño de 7 años que tiene 3 años con un problema de riñón, necesitábamos una consulta con un médico urgente para que nos diga qué tiene y la desesperación fue la que lo llevó a eso”, dijo.

La mujer aseguró que Olier pensó en entregarse, pero que no lo hizo porque sintieron que no tenían garantías ni abogados. También reconoció el pasado delictivo de su esposo, quien está condenado a casa por cárcel por hurto calificado “yo tengo un mes de estar desempleada y la situación del niño, y él seguramente vio allí la opción más fácil, aunque no sea así. Pero él no es sicario, no es asesino, la necesidad lo lleva a uno a hacer cosas así”.

Ricardo Olier tiene 11 años de relación con esta mujer, que lo acompañaba a comprar medicinas para curar una herida de bala que tiene desde el día del suceso en la sede de SUTIMAC. Para ella, lo más importante ahora es que no condenen a su esposo por sicario. También se conoció que alias ‘el Pito’, trabajó algunos meses en la modernización de la planta Reficar.