Derivados lácteos colombianos tienen vía libre para exportación a Canadá sin restricciones fitosanitarias

Los productos derivados lácteos colombianos tienen vía libre para exportación a Canadá, sin restricciones fitosanitarias según informaciones entregadas por ProColombia.
Se trata de la apertura a uno de los mercados más grandes del mundo para productos colombianos como el arequipe, bebidas de sabor, helados y postres congelados, entre otros, preparados a base de leche.

ProColombia informó que la aprobación del certificado zoosanitario por cuenta de las autoridades canadienses garantiza que los productos colombianos cumplen los estándares de calidad y sanidad para el consumo humano.

La medida permite aprovechar aún más las oportunidades del Tratado de Libre Comercio vigente entre ambos países desde agosto de 2011.

La autorización oficial, que fue otorgada por la Agencia Canadiense de Inspección de Alimentos (CFIA, por sus siglas en inglés) determinó que el documento zoosanitario emitido por el ICA y el Invima cumple los estándares sanitarios para garantizar la inocuidad de las exportaciones de productos lácteos desde Colombia.

La apertura definitiva al mercado canadiense beneficia a las empresas exportadoras de dulce de leche (alfajores, arequipe, manjar blanco), yogures, helados, postres congelados, quesos, leche condensada, bebidas lácteas con avena, leche de sabor y demás derivados lácteos.

¿Cómo es el consumo de lácteos en Canadá?

En 2015 las importaciones de productos lácteos hechas por Canadá alcanzaron los USD$674,2 millones, mientras que sus exportaciones sumaron USD$157,7 millones.

Las cifras respaldan el importante consumo per cápita de lácteos en el país norteamericano. En 2015, el consumo de queso fue de 12,49 kilogramos por habitante; el de crema, de 9,94 litros; el de yogurt, de 10,53 litros; el de helado, de 4,79 litros; y el de mantequilla, de 2,82 kilogramos.

Adicionalmente, para satisfacer la demanda creciente, ha sido necesario ofrecer lácteos con innovación y desarrollo como yogurt de estilo griego, los pre y pro bióticos, los productos fortificados con calcio, Omega-3 y libres de lactosa.