EEUU flexibilizó uso de tapabocas para vacunados contra el Covid-19

  • “¡Si uno está completamente vacunado ya no necesita usar tapaboca!”, dijo el presidente Joe Biden

Estados Unidos flexibilizó el jueves su recomendación de uso de tapabocas en espacios interiores para personas vacunadas contra covid-19, al actualizar una recomendación emitida por primera vez hace más de un año dirigida a uno de los símbolos de la pandemia.

En un importante paso hacia el regreso a la vida como era antes de la pandemia, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EU (CDC) relajaron  las normas sobre el uso de mascarillas al aire libre para personas completamente vacunadas contra el COVID-19 y permitiendo que la población deje de usar máscaras en la mayoría de las situaciones en sitios cerrados.

La nueva directriz aún exige el uso de cubrebocas en interiores abarrotados como autobuses, aviones, hospitales y prisiones, pero ayudará para reabrir lugares de trabajo, escuelas y otros recintos.

“Todos hemos anhelado este momento, cuando pudiéramos volver a un sentido de normalidad”, dijo Walensky.

La decisión de dejar de lado las mascarillas y no pedir distanciamiento físico a quienes estén inmunizados se tomó a la luz de estudios científicos que demostraron que las vacunas son efectivas incluso contra infecciones asintomáticas y variantes circulantes, explicó.

También destacó el hecho de que las pocas personas que se infectaron con covid-19 a pesar de haber sido vacunadas resultaron ser menos contagiosas.

“Si usted presenta síntomas, debe volver a ponerse el tapabocas y hacerse la prueba de inmediato”, dijo sin embargo Walensky.

La campaña agresiva de vacunación del país ha rendido frutos: los casos de COVID en EU están en su índice más bajo desde septiembre pasado y el número de decesos se halla en su menor punto desde abril.

Sin embargo, el anuncio podría causar confusión, ya que no existe una forma infalible para saber quiénes están completamente vacunados, pero si la situación sanitaria empeora, estas nuevas recomendaciones podrían revisarse. Hasta la fecha, unos 154 millones de estadounidenses, más de 46% de la población, han recibido al menos una dosis de la vacuna y más de 117 millones están completamente vacunados.

La tasa se ha desacelerado en las últimas semanas, pero con la autorización de la vacuna de Pfizer para niños de 12 a 15 años, se espera otro repunte en los próximos días.

LATINOS SON PROVACUNAS

La comunidad hispana de EU, que en noviembre era mayoritariamente contraria a las vacunas contra el COVID, cambió de opinión en abril y ahora es en su mayor parte partidaria, según un estudio. La consultora de comunicación LLYC analizó con inteligencia artificial, big data y otras herramientas más de 2 millones de tuits en inglés y español publicados entre noviembre de 2020 y abril de 2021.

Sólo en marzo y abril el volumen de conversación de los provacunación creció 8%, mientras que el de la comunidad neutral cayó 16.2 % a medida que cada vez más personas decidían por un bando.