El abogado, periodista y politólogo David Sierra Daza, asumió como nuevo veedor del partido Centro Democrático en el departamento del Cesar.

, Política

El abogado, periodista y politólogo David Sierra Daza, asumió como nuevo veedor del partido Centro

Democrático en el departamento del Cesar.

La designación fue hecha por la dirección nacional de esa organización política, para que haga cumplir los estatutos del CD en el debate electoral en curso y para impartir disciplina en el comportamiento de los candidatos a cargos de elección popular en el debate político que conducirá a las elecciones del 27 de octubre.

Luego de juramentarse, Sierra Daza compartió ideas con las directivas del partido en el Cesar y luego se reunió con la candidata a la gobernación del Cesar, Claudia Margarita Zuleta a quien le expresó su respaldo, con un mensaje de plena confianza y apoyo enviado desde Bogotá, por la dirección nacional del Centro Democrático.

Una vez empezó a ejercer, advirtió que los candidatos de la colectividad a alcaldías, concejos municipales, asamblea departamental, gobernación del Cesar y Juntas Administradoras locales, deben comportarse ajustados a las directrices y al mandato vigente para los procesos electorales, en el sentido de mantener la disciplina de partido de respaldo a los candidatos postulados oficialmente por el Centro Democrático.

En tal sentido señaló que los aspirantes del CD deben ser leales a los respaldos a los candidatos avalados por este organización política, pues no se van a permitir adhesiones a otras propuestas políticas ni al desconocimiento de los respaldos políticos que en tal sentido de impartieron.

Quienes se aparten de esas instrucciones se exponen a severas sanciones que podrían conducir a la pérdida de los respaldos, de los avales y hasta la expulsión del partido.

Agregó que su primer decisión ha sido viajar a los diferentes municipios para revisar como es el comportamiento de los candidatos del Centro Democrático con relación a los respaldos con avales del partido, o a las alianzas autorizadas y a los respaldos a candidatos de otras colectividades que hayan sido concertados con anticipación por la dirección nacional  o con las directivas en el Cesar.