El Arzobispo de Cali pide perdón a la Minga Indígena

En una carta dirigida a la Consejera Mayor Ayda Quilcué y al Consejero Mayor, Hermes Pete, autoridades indígenas del Consejo Regional Indígena del Cauca, monseñor Darío de Jesús Monsalve, Arzobispo de Cali, les dice: «les pido perdón, a nombre de la ciudad y de las autoridades de Cali, por las situaciones vividas».

Esta carta ha causado descontento en algunos lideres de  Cali, como Carlos Hernández quien argumenta “que no se sienten representados por el Arzobispo y que la Minga Indígena no tenía que venir a usurpar la autoridad del Alcalde de Cali y menos a imponer el control del territorio y a requisarnos. Ellos violentaron nuestros derechos constitucionales”

La carta enviada a los indígenas :

Mayora y consejero:

Ayda Quilcué – Hermes Pete, consejeros mayores:

Un saludo fraterno y solidario.

He seguido con profundo dolor los tristes e inaceptables ataques contra la vida y la seguridad de la comunidad y Minga indígenas.

Hago mío y nuestro como Iglesia la situación de las personas heridas y de tantas víctimas indígenas, negros y mestizos, campesinos de Colombia todos.

Que sean todos sujetos de derechos, protagonistas de la solución a los graves retos de historia injusta, violencia asesina y pandemia que, con la violencia, nos ponen en estado de emergencia social y crisis económica y política.

Que seamos todos, hombres y mujeres de todos los lados y orillas, sujetos y protagonistas étnicos y de sociedad civil, del bien y del bienestar común.

Al saber de su salida de La Universidad del Valle que los hospedó, para reposicionarse en otro territorio, les pido perdón, a nombre de la ciudad y de las autoridades de Cali, por las situaciones vividas.

Ustedes son el pueblo esperanza de saber ancestral y aprendizajes de paz para todos.

Mi abrazo a ustedes y mi oración al Espíritu de Jesús y a los espíritus de quienes ya caminan el más allá y nos dejaron huellas de madres, maestros y servidores de la vida y de la Paz: que nos alienten y sostengan en la vida como camino universal y colectivo.

¡LA VIDA ES EL CAMINO!

¡Todos somos sujetos de derechos, deberes y del bien y bienestar común!

¡Protesta sin armas y concertación con garantías!

+Darío de Jesús Monsalve Mejía, Arzobispo de Cali.