El Cesar y La Guajira aparecen en el plan para liberar de cultivos de coca a ocho departamentos

, Judiciales

 

Los departamentos del Cesar y La Guajira aparecen en el plan del Gobierno Nacional para liberar de cultivos de coca a ocho departamentos de Colombia

En la parte más alta de Dibulla, en La Guajira, están ubicadas las últimas 1,6 hectáreas de coca que, según el último informe de Naciones Unidas, le quedan a ese departamento, el que menos coca tiene en toda Colombia. La Guajira había estado libre de droga desde 2014, y en 2017 volvió a padecer ese flagelo.

El alcalde de ese municipio, Bienvenido José Mejía, afirmó que tras la desmovilización de los paramilitares en 2006, los cultivos ilegales que había en el municipio comenzaron a bajar. “Los campesinos fueron tomando conciencia del asunto y cambiando los cultivos. De tal manera que en este momento, el problema de coca en el municipio no es que sea muy fuerte”, dijo el mandatario.

Y añadió que se viene trabajando con las autoridades para garantizar que en un corto lapso de tiempo, el municipio vuelva a quedar libre de cultivos ilegales.

El reciente informe del Sistema Integral de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (Simci) 2019 señala que ocho departamentos del país tienen menos de 100 hectáreas de coca y están en vías de convertirse en territorios libres de esa economía ilícita.

En ese listado, además de La Guajira, están Magdalena, con 12,4 hectáreas; Boyacá, con 16,4; Santander, con 21; Cesar, con 31; Guainía, con 41, y Vaupés, con 65.

Aunque el gobernador de Arauca, Ricardo Alvarado, le dijo a este diario que su departamento estaba libre de coca en el estudio de Naciones Unidas, sigue apareciendo con 7 hectáreas sembradas.

En el caso de Magdalena, la medición Simci señala que las 12 hectáreas de coca están en Santa Marta. El general Hugo López, comandante de la Primera División del Ejército, dijo que aunque los cultivos están en zonas altas de la Sierra Nevada y la serranía del Perijá, hasta allí se está llegando a erradicar esos sembradíos.

“De una forma conjunta y coordinada, entre las Fuerzas Militares y todas las instituciones del Estado, no solo atacamos los cultivos como lo hacemos nosotros, que es arrancando la coca, sino que después hay un programa social para ir sustituyendo los cultivos y que pueda haber desarrollo en esas regiones. Es un trabajo integral”, señaló el alto oficial.

López añadió además que se han focalizado tropas, especialmente en La Guajira, Magdalena y Cesar, para erradicar los pequeños cultivos que quedan, y que los resultados han sido positivos. “Esperamos poder seguir trabajando en esto para que de aquí a diciembre podamos estar llegando a que estos departamentos estén libres de coca”, puntualizó.

Según las previsiones de la ONU, con un trabajo adecuado tomaría menos de un año lograr que los ocho departamentos con menos de cien hectáreas puedan quedar libres de esos sembradíos.