El Cesar y La Guajira figuran en el gran paquete de oferta para producción de petróleo en Colombia

, Economía

Los departamentos del Cesar y La Guajira figuran en el gran paquete de oferta dentro del cuarto ciclo para la producción de petróleo de Colombia, según cronograma que tiene listo el gobierno nacional a través de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, ANH.

Los dos departamentos aparecen en los bloques que se pondrán en vitrina para su desarrollo ubicados en las cuencas del Valle Inferior del Magdalena (VIM), Valle Superior del Magdalena (VSM), Llanos Orientales, Catatumbo, Cesar -Ranchería y Caguán-Putumayo.

Pero llama la atención que la ANH quiere meter el acelerador a fondo en la exploración y producción (E&P) de hidrocarburos en aguas del Mar Caribe, por esta razón ofrecería mínimo 10 bloques para su desarrollo costa afuera (offshore) en las cuencas Sinu San Jacinto Offshore, Guajira Offshore, incluso en Colombia Offshore para trabajo en aguas ultraprofundas.

La información fue publicada por el periódico Portafolio bajo el título “En cuarto ciclo petrolero, se ofertarán más de 40 bloques”.
El desarrollo del informe dice :
El presidente de la ANH, Armando Zamora, hará el anuncio en la tercera cumbre del sector, que comienza hoy de manera virtual.

El país sigue a paso firme con la hoja de ruta que trazó en su tarea de reactivar la industria petrolera de la nación.

La Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) alista el cuatro ciclo del Proceso Permanente de Asignación de Áreas (PPAA), el cual será el más ambicioso de los que se han realizado hasta la fecha desde que se implementó el nuevo sistema, ya que se ofertarán entre 40 y 60 bloques para su desarrollo.

El nuevo ciclo de oferta hidrocarburífera, que se realizaría a mediados del próximo año, será anunciado por Armando Zamora, presidente de la ANH, en la III Cumbre de Petróleo y Gas, que se desarrolla de forma virtual actualmente.

“Anunciaremos las bases para esa liberación de áreas tarea que estamos realizando actualmente, para así tenerlas listas para cuando se agote el plazo para la próxima recepción de ofertas que debe ser en seis meses”, señaló Zamora.

El funcionario precisó que, también había restricción en el proceso permanente para realizar contratos de evaluación técnica (TEA’s), pero quedaron exceptuados de la normativa.

“Entonces para el cuarto ciclo la intención es incluirlos, que son grandes áreas en zonas de frontera que son atractivas por su potencial. Será un ciclo muy amplio porque se liberarán como mínimo 40 áreas, y máximo como una 60”, indicó el presidente de la ANH.

Desde hace varios meses, y no solo para este cuarto ciclo, sino también para el tercer ciclo, los técnicos de la ANH y del Ministerio de Minas y Energía (MME) analizan en detalle el mapa de tierras con el fin de identificar aquellas áreas que se pueden liberar y que harían parte del paquete que se ofertará a finales del primer semestre del 2021.

Los bloques que se pondrían en vitrina para su desarrollo están ubicados en las cuencas del Valle Inferior del Magdalena (VIM), Valle Superior del Magdalena (VSM), Llanos Orientales, Catatumbo, Cesar Ranchería y Caguán-Putumayo.

Pero llama la atención que la ANH quiere meter el acelerador a fondo en la exploración y producción (E&P) de hidrocarburos en aguas del Mar Caribe, por esta razón ofrecería mínimo 10 bloques para su desarrollo costa afuera (offshore) en las cuencas Sinu San Jacinto Offshore, Guajira Offshore, incluso en Colombia Offshore para trabajo en aguas ultraprofundas.

“Al estar saturado el mapa de tierras con áreas ocupadas, se empezaron a liberar para que sobre ellas se presenten solicitudes de oferta. Lo que queremos es mandar la señal que la operación de hidrocarburos en el país sigue vigente durante la crisis, y que el país está abierto a hacer negocios”, subrayó Zamora.

Y recalcó que, la industria petrolera que opera en el país manifestó que todavía tiene interés en desarrollar áreas para E&P.

Para la ANH es claro que el país no reposa en un mar de petróleo, pero los yacimientos de crudo que posee el país en el subsuelo le permitirían en el mediano y largo plazo gozar con tranquilidad de un autoabastecimiento de combustible.

Por esta razón la entidad solicitó al Departamento de Geociencias de la Universidad Nacional, un estudio para estimar el potencial de crudo que reposa en el subsuelo colombiano. Y entre los cálculos realizados en las 23 cuencas sedimentarias del país, en un panorama nada optimista, pero más probable, las reservas estarían en alrededor de 20.000 millones de barriles.

“Colombia tiene un potencial geológico importante en materia de reservas probables, posibles y recursos contingentes”, señaló, Francisco José Lloreda Mera, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP).

A la fecha se han realizado estudios adicionales con nuevos resultados en algunas de las 23 cuencas sedimentarias. El propósito de la Agencia es tener un nuevo estimativo para todo el país a finales del 2021.