El mismo día de su fuga, Aida Merlano tenía cita en la Fiscalía para prender el ventilador

, Judiciales

La ex congresista Aida Merlano tenía cita con la Fiscalía, el mismo día de su fuga,  para definir los primeros términos de la colaboración con la justicia con relación a la compra- venta de votos, por lo cual fue condenada , espacio en el que comenzaría a prender el ventilador contra los principales responsables de esa práctica en el departamento del Atlántico y quienes presumiblemente la habían inducido a delinquir.

En la novela de la fuga de la exsenadora Aída Merlano, un importante capítulo es el de las verdades que iba a ofrecerle a la Fiscalía para buscar una rebaja de su condena.

De acuerdo con su abogado, Vladimir Cuadros, si bien los detalles tienen reserva por tratarse de un proceso activo, Merlano buscaba entregarle a la Fiscalía no solo su testimonio sobre casos que el ente acusador lleva, sino las pruebas o soportes que ella llegara a tener y que pudieran ser útiles para las investigaciones.

La reunión en la que se definirían los detalles de esa colaboración iba a realizarse ese mismo día en la cárcel El Buen Pastor, pero el encuentro se frustró porque Merlano decidió fugarse,

¿Quién es el odontólogo que estaba con Aída Merlano antes de su fuga?
Aunque la defensa de la excongresista no reveló detalles, en la condena la Corte Suprema ordenó investigar a 17 personas mencionadas en el proceso, entre ellas, el empresario Julio Gerlein, sindicado de ser el cerebro de la financiación de la campaña de Merlano, quien fue mencionado en el proceso por la misma excongresista.

Ante la Corte, Merlano dijo que la sede que tenía en Barranquilla se había abierto de tiempo atrás para la campaña de Roberto Gerlein al Congreso (quien no aspiró al Senado en 2018).

La exsenadora agregó que quien patrocinó su actividad política era el empresario Julio Gerlein (hermano de Roberto), quien “sabía todo lo que ocurría” en su campaña y decidió que ella fuera al Congreso.