El realizador cesarense Ciro Guerra entre los nominados a mejor película del año

El director de la película ‘El abrazo de la serpiente’, Ciro Guerra, oriundo del Cesar, no se había enterado de que la producción era una de las nueve prenominadas al Óscar como Mejor película en lengua extranjera.

Guerra, además, estaba sin celular. Mientras tanto, su esposa, Cristina Gallego, productora de la cinta, dijo que se sentía muy feliz y que era la primera vez que el país está tan cerca de un Óscar.

“Yo estaba en una novena y de pronto veo mensajes de la gente felicitándome, amigos, periodistas, todo el mundo. Esto es increíble, hemos trabajado muy duro y siempre con los pies en la tierra, y hemos recibido no solo premios, sino también el boca a boca que ha llevado a muchos espectadores a ver la cinta, artículos en medios de varios países, siempre con palabras positivas”, comentó Gallego.

Para ella, esta prenominación es más importante si se tiene en cuenta que como productora tocó muchas puertas en Estados Unidos y en Europa para conseguir fondos “y los negaron. Entonces, la hicimos con apoyo de Colombia, Venezuela y Argentina, incluso en un momento en el que las relaciones con Venezuela pasaban días muy difíciles, lo que demuestra que sí hay una gran hermandad”.

“Creo que esto demuestra que es un buen momento del cine latinoamericano, porque este año, además, ‘La tierra y la sombra’ obtuvo la Cámara de Oro en Cannes y otras producciones de este lado del mundo ganaron premios muy importantes en los festivales más reconocidos. Entonces, todas las miradas se están volteando hacia acá, porque en últimas se visibiliza toda la región”, argumentó.

Sobre llegar a la selección final (que se conocerá el próximo 14 de enero), Gallego dijo que es difícil, pues hay producciones muy fuertes, como ‘Mustang’, de Francia; ‘Son of Saul’, de Hungría, y ‘A War’, de Dinamarca, pero esta es una nueva puerta que se nos abre, como se nos han abierto muchas desde que empezamos con ‘La sombra del caminante’ “.

 

‘El abrazo de la serpiente’ se construyó a partir de los diarios de viaje al Amazonas que hicieron los exploradores Theodor Koch-Grunberg, etnólogo alemán que contribuyó en el reconocimiento de las tribus de la región, y el estadounidense Richard Evan Schultes, un botánico que documentó las propiedades alucinógenas de algunas plantas.

Por lo pronto, la película de Guerra es el único título latinoamericano en la preselección que anunció la Academia de Hollywood, y superó a títulos que eran favoritos, como ‘El club’, de Pablo Larraín (Chile), o ‘El clan’, de Pablo Trapero (Argentina).