En febrero 2016 se hará efectiva la reposición de gastos por votos en las elecciones

, Economía

En febrero del próximo año, los partidos y movimientos políticos que hicieron presencia en las elecciones regionales que transcurrieron este domingo 25 de octubre, podrán efectivo el sistema de reposición de gastos por votos válidos obtenidos.

En el caso de Gobernaciones y Alcaldías, será válida esta retribución cuando el  aspirante, aunque  perdió, logró 4% o más del total de votos válidos depositados. Mientras para Asambleas  y Concejos , es requisito haber obtenido por lo menos la tercera parte de los votos.

De acuerdo a la resolución número 0130 de 2015, cada voto para aspirantes a Alcaldías y Concejos está fijado en $1.815 y en el caso de gobernaciones y asambleas se paga a $3.012.

Felipe García, vicepresidente del CNE explicó que las campañas tienen plazo para entregar la información a partidos hasta el 25 de noviembre y hasta el 25 de diciembre dichos partidos deberán reportar la información correspondiente al Fondo de Financiación del CNE y posteriormente entre febrero y marzo se haría efectiva la reposición”.

Aunque no se tienen datos exactos, de cuánto será  los recursos que le tocará a cada partido o movimiento político, ya que  la reposición procede por el monto más bajo entre el total de gastos reportados y la operación aritmética de multiplicar votos válidos, por el valor unitario (sin exceder el tope de gastos autorizados por el CNE.

La reposición de votos que es la financiación pública de campañas, es uno de los temas fundamentales en esta democracia pues permite que los candidatos paguen sus créditos y no reciban recursos ilegales.

Promediando, por ejemplo, a Tuto Uhía le correspondería el 48.19% por reposición de votos, lo que equivale a   $73.805, por la cantidad de votos que recibió en las elecciones del domingo.

Al gobernador electo, Francisco Ovalle Angarita, le corresponde un pago del 54.45%, equivalente a  $238.872.

Las campañas deben hacer la operación aritmética, según el promedio por número de votos y lo que paga el gobierno por cada sufragio depositado por sus candidatos a cargos y escaños por elección popular.