En histórico fallo la Corte Constitucional avaló adopción de menores a parejas gay

, Nacionales

La Sala Plena de la Corte Constitucional falló una demanda de inconstitucionalidad y avaló la adopción de menores de edad por parte de parejas del mismo sexo.

Tras varios aplazamientos y con una votación de 6 a favor y 2 en contra, esta histórica decisión fue adoptada en medio de una fuerte discusión dentro del pleno del alto tribunal por los argumentos contenidos en la ponencia presentada por el magistrado Jorge Iván Palacio.

Los magistrados concluyeron que las parejas del mismo sexo sí pueden adoptar menores en el país, bajo la premisa de la protección que se deben otorgar a los niños y el derecho que ellos tienen a crecer dentro de una familia indiferente de la condición sexual de sus padres adoptivos.

La presidente de la Corte Constitucional, María Victoria Calle, dijo que el aval otorgado para que las parejas del mismo sexo adopten niños se falló amparando el interés superior de los menores de edad.

La Corte dijo que la orientación sexual de una persona o su sexo no son por sí mismos indicadores de falta de idoneidad moral, física o mental para adoptar.

“La Sala Plena resalto que según la Constitución, los tratados internacionales de derechos humanos, la jurisprudencia internacional y la jurisprudencia de esta corte, la orientación de una persona o su sexo no son por sí mismo indicadores de falta de idoneidad moral física o mental para adoptar“, señaló.

La magistrada Calle dijo que no se le puede negar una familia a un niño fundándose únicamente por la orientación sexual.

“De modo que impedir que un niño tenga una familia, fundándose para ello únicamente en la orientación sexual o el sexo de una persona o de una pareja, representa una restricción inaceptable de los derechos del niño y es entonces a la vez contrario a su interés superior protegido por la constitución y los instrumentos que la integran“.

La corte advirtió que en vista de que no se encuentra acreditado de manera concluyente que los menores sufran o puedan sufrir algún tipo de afectación en su desarrollo armónico e integral por el hecho de ser adoptados o crecer en el entorno de una familia conformado por parejas del mismo sexo, excluir a estas últimas del universo de potenciales adoptantes implica una limitación de derecho de los niños a tener una familia y no ser separados de ella.

El tribunal dejó en claro que cualquier proceso de adopción debe estar siempre dirigido a garantizar el interés superior del menor.

La magistrada Calle señalí que esta demanda no es retroactiva y solo comienza a aplicar a partir de hoy tras el fallo histórico

También, la Corte señaló que esta decisión puede ser objeto de un eventual recurso de nulidad.