Ex alcaldesa de La Guajira y otros 11 evadieron captura y huyeron a Venezuela

, Judiciales

La ex alcaldesa del municipio de Uribia, La Guajira, Cielo Redondo Mindiola y once personas más, investigadas por hechos de corrupción en ese municipio peninsular, lograron evadir el operativo de captura en su contra. Las autoridades creen que podrían estar en Venezuela.

A estas personas se les acusa de haber abusado de dineros públicos destinados a programas de vivienda y subsidios agrícolas.

Además de la ex alcaldesa,  Cielo Redondo Mindiola, están implicados y huyendo, el secretario de asuntos indígenas de la Alcaldía para la fecha de los hechos, Reinaldo Velásquez; el jefe jurídico, Erwin Cotes; la contratista Dailimet Toro, y el exjefe de recursos físicos del municipio Camilo Polo González.

La  Ex alcaldesa Cielo Redondo Mindiola, ha sido elegida dos veces alcalde de Uribia (2001-2003 y 2008-2011).

La revista Semana presentó la información sobre la operación de captura y la fuga de los ex funcionarios, bajo el siguiente contenido:

 

Desde el miércoles la incertidumbre ronda el municipio de Uribia, ubicado en LaGuajira. Primero, los habitantes de esa región se despertaron con el sobrevuelo de unos helicópteros que llegaron con la orden de capturar a la exalcaldesa Cielo Redondo Mindiola, dos exfuncionarios y dos empresarios. Habrían incumplido la ejecución de varios contratos por 5.400 millones de pesos. Ellos están sindicados de los delitos de peculado por apropiación, celebración indebida de contratos y falsedad en documentos público y privado.

Se trata del secretario de asuntos indígenas de la Alcaldía para la fecha de los hechos, Reinaldo Velásquez; el jefe jurídico, Erwin Cotes; la contratista Dailimet Toro, y el exjefe de recursos físicos del municipio Camilo Polo González, quienes habrían abusado de dineros públicos destinados a programas de vivienda y subsidios agrícolas.

Lo increíble es que hasta el último reporte que este portal conoció, ninguno había sido detenido. De hecho, fuentes de la Fiscalía le dijeron en la noche de jueves a semana.com que es muy probable que los implicados en estos actos de corrupción podrían estar escondidos en Venezuela. Sin embargo, esto no se ha confirmado y la búsqueda continúa para capturarlos y llevarlos ante un juez.

Según versiones de habitantes de Uribia, estas personas fueron advertidas de la orden de captura en su contra y decidieron escapar antes de la llegada de los agentes de CTI. Pero ellos no fueron los únicos que lograron fugarse. También iban con órdenes de captura contra el exalcalde Marcelino Gómez Gómez; los exsecretarios del municipio Marbelis Suárez Torres, Elías Deluque Gutiérrez, Lorena Ramírez, María de los Remedios García y el actual concejal Carlos Gómez Quintana, señalados por los delitos de concierto para delinquir, desplazamiento forzado, homicidio agravado y conformación de grupos paramilitares.

La orden de captura más importante es contra la exalcaldesa Cielo Redondo Mindiola, quien ha sido elegida dos veces alcalde de Uribia (2001-2003 y 2008-2011). Es la madre del candidato del Partido Liberal a la Alcaldía de ese municipio, Luis Enrique Solano Redondo. Semana.com pudo verificar que contra Redondo existen nada más y nada menos que 92 anotaciones con investigaciones penales en su contra.

Desde muy temprano, cuando llegaron los agentes del CTI a Uribia, se decía que la exalcaldesa estaba en Bogotá. Las versiones indican que ella se había presentado a la Fiscalía para responder por los procesos en su contra. Sin embargo, otras fuentes dijeron que no viajó, pues estaba advertida que posiblemente sería detenida.

Semana.com  verificó con la Fiscalía la veracidad de las órdenes de captura, y tanto en la oficina regional en Barranquilla como en la Dirección nacional de comunicaciones confirmaron el hecho y aseguraron que todo se produjo por filtración de la información.

El hecho llamó la atención de la comunidad en La Guajira pues se trata de graves hechos de corrupción, de los tantos que allí se presentan. Pero lo más curioso es que los implicados hayan podido fugarse. Y que el CTI no haya tomado las medidas para evitar ese escape.