Fantasma de racionamiento aún ronda a los costeños por cuatro deudas de Electricaribe

, Regionales

Entre el 16 y el 29 de este mes, la empresa tendrá que pagar $165.905 millones para evitar las limitaciones de suministro. XM suspendió este domingo un aviso sobre el tema.

El riesgo de racionamiento para los 2,5 millones de usuarios de energía ronda como un ‘fantasma’ en la Costa colombiana. Cuatro deudas de Electricaribe con XM (operador del mercado de energía en el país) que suman $165.905 millones, y que se vencen en noviembre, podrían llevar a que se concrete la medida de limitación de suministro.

La empresa de servicios ya tuvo en vilo a la Región Caribe a finales de octubre pasado por un impago similar, que logró superar ‘in extremis’ con el desembolso de $27.000 millones. La compañía ha alegado que sus ingresos se han afectado por usuarios morosos y robo de energía.

Las cuatro nuevas pólizas de garantías que registra la firma XM debieron ser presentadas en las siguientes fechas: el 25 de octubre (por $40.652 millones), 1° de noviembre ($40.975 millones), 2 de noviembre ($1.277 millones) y el 7 de noviembre ($83.000 millones).

Después de esas fechas, la empresa cuenta con un plazo extra de 22 días calendario responder por los pagos, antes de que el operador del mercado aplique los procesos de cortes programados. Los límites próximos son, respectivamente, hasta: 16, 23, 24 y 29 de este mes.

Un riesgo menos

Tres días antes de aplicar las limitaciones del servicio, XM notifica mediante avisos de prensa a los usuarios sobre los cortes que comienzan con tres horas diarias. EL HERALDO conoció que desde hoy y hasta este miércoles estaba programado que se publicaran unos anuncios por la deuda que vence este 16 de noviembre ($40.652 millones). Sin embargo, al mediodía de ayer fue suspendido el proceso, aunque hasta ayer no se había confirmado si Electricaribe pagó o llegó a algún acuerdo para cumplir con la responsabilidad.

Fuentes cercanas a Electricaribe contaron a este diario que, en reunión del jueves pasado con sus funcionarios en Colombia, el presidente de GNF aseguró en tres oportunidades que la gasera española aportaría los dineros que se requieran para solventar las deudas de la electrificadora.

Además de los $165.905 millones por pólizas de garantía, el Gobierno ha reclamado a la empresa que cumpla con inversiones por más de un billón de pesos para el Plan5Caribe, que incluye obras de infraestructura de energía para mejorar la calidad del servicio.

El posible racionamiento para los usuarios de la Costa se disipó en momentos en que el Gobierno Nacional se reúne en Bogotá con Isidre Fainé, presidente de Gas Natural Fenosa (GNF), multinacional española dueña del 85% de las acciones de Electricaribe.

La escasa inversión de la compañía en infraestructura eléctrica ha sido motivo de quejas de los mandatarios de la Región Caribe en los últimos años. Recientemente la preocupación y los reclamos se han extendido por cuenta de los retrasos en los pagos a las generadoras.

SOLUCIONES. Los mandatarios de Atlántico, Eduardo Verano; Bolívar, Dumek Turbay; Magdalena, Rosa Cotes; Sucre, Edgar Martínez; y Córdoba, Edwin Besaile, se reunieron en Barranquilla el jueves pasado. Exigieron al Gobierno que consiga en la reunión con GNF “soluciones definitivas” a la situación con Electricaribe.

Sobre los racionamientos. La limitación de suministro es un mecanismo de protección legal con el que cuenta el mercado de energía en Colombia. Las empresas comercializadoras, es decir, aquellas que le compran la energía a los generadores y la venden a los usuarios finales, pueden comprar la energía de dos maneras: a través de contratos directamente con los generadores o por medio de la bolsa de energía (administrada por XM).

Las que compran por bolsa deben cumplir con dos tipos de obligaciones: la presentación de garantías que respalden sus compras futuras de energía, y el pago en dinero de las facturas por el consumo realmente efectuado.

En caso de que un comercializador de energía incumpla cualquiera de las dos obligaciones anteriores, XM tiene la obligación legal de informar al comercializador incumplido, a la Comisión de Regulación de Energía y Gas – CREG y a la Superintendencia de Servicios, que se inicia un procedimiento de limitación de suministro.

Asimismo, XM debe solicitar a dicho comercializador que envíe el programa de limitación de suministro que comprende aquellos circuitos a desconectar, excluyendo bienes constitucionalmente protegidos y sujetos de especial protección.

“No habrá suspensión, ni soluciones que no sean de fondo”

El consejero de Presidencia de la República, Luis Guillermo Vélez, aseguró ayer a  EL HERALDO que el Gobierno está “trabajando” con la compañía en “alternativas para que no se dé la crisis de energía”. “Lo importante es que no se va a suspender el servicio a los usuarios. Los avisos se dan cuando va a haber un corte de energía, y eso no va a ocurrir”.

Vélez, delegado del Gobierno en las reuniones con Gas Natural Fenosa, enfatizó en que lo que a los habitantes de la región “le debe importar es que no les van a suspender el servicio. Eso no va a pasar”. El consejero de Presidencia afirmó que “cualquier solución que logren, será de fondo”. “Debe implicar un plan de inversiones que mejore la calidad del servicio. Son temas claros que tiene el Gobierno: no va a haber cortes, y cualquier solución tiene que ser de fondo”. El funcionario se mantuvo hermético en revelar detalles del encuentro que sostienen en Bogotá desde el pasado viernes con el presidente de Gas Natural Fenosa, Isidre Fainé. Puntualizó en que “no tiene por qué conocerse” lo que se habla en el encuentro porque hay un “acuerdo de confidencialidad”. “La comunidad tiene todo el derecho a saber, pero una vez que concluyan. Por ahora lo claro es que no se va a dar suspensión ni se va a aceptar una solución que no sea de fondo”.

Vélez sostuvo que la reunión ha sido “muy productiva”. “Ellos también quieren trabajar en esto y buscar soluciones dentro de lo posible”, concluyó.