Feliz día de las madres!!

, Nacionales

Este domingo se celebra el día de las madres con una serie de actos especiales con homenajes y honores a las mujeres que han tenido el privilegio de concebir hijos.

Y esta es la historia detrás del origen de la conmemoración.

Antes de ser el día tradicional dedicado a las madres, la festividad fue un tributo a la diosa griega Rea y, luego, a la virgen María. Según las creencias de los griegos antiguos, Rea era hija de Urano, personificación del cielo, y de Gea, encarnación de la tierra. Rea se casó con su hermano Cronos, dios del tiempo, con quien tuvo seis hijos: Démeter, diosa de la agricultura; Hades, dios del inframundo; Hera, reina de los dioses y hermana y esposa legítima de Zeus, quien a su vez era padre de los dioses y de los hombres. Rea también era madre de Hestia, diosa del hogar y Poseidón, dios de los mares.

Cronos se enfrentó a su padre para tener el poder sobre el Olimpo, y lo destronó. Pero Gea profetizó que Cronos también sería reducido por uno de sus hijos. Por eso, el temible dios del tiempo decidió devorar a sus hijos cuano nacieran. En medio de su tristeza, Rea tuvo la valentía de salvar a Zeus, su hijo menor. Engañó a su esposo al entregarle una piedra envuelta en pañales y sábanas, mientas ella huía con el pequeño a la isla de Creta para que la ninfa Amaltea cuidara de él. Después estuvo escondida en varios luagres de Asia para evitar que Cronos la encontrara.

Cuando Zeus creció se enfrentó a su padre, tal como lo había profetizado su abuela. Lo venció y lo obligó a vomitar a sus hermanos. Pero cuando ellos fueron liberados se desató una batalla entre estas deidades por el poder. Zeus nuevamente salió vencedor y así pacificó el Olimpo. Zeus también liberó a los gigantes, hecatónquiros y cíclopes que su padre había encarcelado y ellos le concedieron como regalo el trueno, que se convirtió en su símbolo, el que lo identifica también como el dios de las tormentas.

Aunque Rea no tenía un poder especial, era adorada en Creta por haber salvado a su hijo. Los habitantes de la isla se convirtieron en la guardia personal de Zeus y en sacerdotes de Rea. Solían rendirle honores, bailes y cantos.

Esta festividad dedicada a Rea fue acomodada por el catolicismo para honrar a la virgen María, madre de Jesús. Durante esta fiesta, los creyentes iban a la iglesia y regresaban con regalos para sus progenitoras, y poco a poco la celebración fue acogida en los países donde se practica esta religión.