Fiscalía pidió a Brasil expediente para averiguar si asesinato de “Ñeñe” Hernández tiene relación con casos por robo de Rolex en Colombia

, Judiciales

El ganadero José Guillermo Hernández Aponte, será sepultado este domingo en Valledupar

La Fiscalía de Colombia le pidió a sus pares en Brasil, la remisión de la evidencia por el asesinato del ciudadano de origen vallenato, José Guillermo “Ñeñe” Hernández, para confirmar si el caso está relacionado con hechos similares por robos de relojes Rolex que se presentan en ciudades de Colombia.

La Fiscalía solicitó copias de los videos de cámaras de seguridad que se han publicado y en los que se ve el momento del asalto y a los presuntos responsables de los disparos que acabaron con la vida del ganadero cesarense.

Se trata de utilizar esa información, para agregarla al viejo expediente en el que  “Ñeñe” Hernández aparece mencionado por el robo en atraco de un reloj Rolex en Bogotá, cuando se encontraba en compañía de su esposa, la ex reina de belleza nacional María Mónica Urbina Pugliesse

Dice el ente investigador, que  “el caso cobró interés judicial porque el ganadero y la exreina ya habían sido víctimas de un robo similar en Bogotá”.

La Policía Metropolitana de Bogotá, que le ha asestado fuertes golpes a la estructura local de robo de Rolex, también está indagando el caso del ganadero vallensato. Incluso, aunque nunca recuperaron los relojes que les robaron en la capital, sí desarticularon a la banda.

“No es la primera vez que esto sucede, ya han sido capturadas otras bandas que siguen atacando en esa zona”, explicó el sargento Rilsen Vantuir cuando medios locales lo interrogaron sobre el caso del colombiano y de otros extranjeros que han sido víctimas de seguimientos y atracos a mano armada, dice una información del periódico El Tiempo.

Del caso de Hernández se sabe que esa noche iba en compañía de una mujer, que aún no ha sido identificada, y que esta aseguró que tomaron un taxi en la calle, a la salida de la Feria Expocebú.

Según ella, el conductor frenó en una esquina sin aparente motivo. En ese momento fueron interceptados por un hombre que encañonó al colombiano y le exigió que entregara el Rolex. Cuando empezaron a forcejear, apareció un segundo hombre, que apagó el carro y ordenó disparar.

Ocurrió a principios de junio de 2018, y en esa ocasión un motociclista los siguió desde el aeropuerto El Dorado hasta un restaurante en donde los despojó de sus Rolex Oyster de oro, que son comercializados hasta en 60 millones de pesos cada uno.

Las autoridades en Colombia tratan de averiguar si existe vínculo entre el robo de Bogotá y el de Uberaba, Brasil y si las bandas colombianas entregaron datos sobre Hernández a bandas de ese país o si se trata de una simple pero fatal coincidencia.

“Hay un mercado a nivel internacional de relojes de alta gama robados, especialmente en países como Ecuador, Argentina y los de Centroamérica. Pero también se están comercializando en Estados Unidos y Colombia”, aseguró el general Hoover Penilla, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá.

Según el oficial, la banda está compuesta por 52 personas, de las cuales 33 ya han sido capturadas en Cali, Barranquilla, Cartagena, Medellín y Bogotá, dentro de la operación Daytona.

El otro muerto

Entre los capturados están los delincuentes que atracaron a María Mónica Urbina y a su esposo. También los que robaron al exarquero Faryd Mondragón y a un par de políticos y magistrados, cuyos nombres no han sido revelados por solicitud de las víctimas.

Según la Policía de Bogotá, la banda es conocida como ‘el Combo La Viña’, cuyo líder sería Luis Henry Jaramillo, alias Paraco, asesinado en un estadero de Girardota, Antioquia, un día antes del atraco al ganadero Hernández en Brasil.

Alias Paraco también había sobrevivido a varios atentados, y aunque aún no estaba judicializado en Colombia, tenía una orden de captura en proceso.

“Estos sujetos estarían viniendo a Bogotá a cometer los hurtos y a otras ciudades como Barranquilla, Santa Marta, Cartagena y Cali. Se ha logrado establecer que los relojes que hurtan son vendidos por encargo en Colombia y que los integrantes de esta estructura han viajado a otros países, donde no se descarta su participación en hurtos similares, por lo que también está en investigación”, explicó un oficial de inteligencia.

Y agregó que en tan solo 22 robos, la banda obtuvo ganancias superiores a los 800 millones de pesos.

Tras la muerte de ‘Paraco’, las autoridades buscan al nuevo cabecilla de la banda de los Rolex en Colombia, y se espera que la justicia de Brasil desmantele la red vinculada al crimen del esposo de la exreina.

En todo caso, agentes de inteligencia pidieron a Brasil averiguar en qué anda Milton Alejandro Figueroa Zapata, alias Norte, primo del capo Marquitos Figueroa. Ambos fueron capturados en Brasil, el 22 de octubre de 2014, pero solo Marquitos Figueroa tenía pedido de extradición por parte de Colombia.

Familiares de María Mónica Urbina –cuyo primer esposo también fue asesinado, en 2010– le dijeron a EL TIEMPO que por ahora no habrá un pronunciamiento sobre el crimen.

Aseguraron que luego de la repatriación del cadáver, José Guillermo Hernández Aponte será enterrado en Jardines del Eccehomo, en donde permanecen los restos de otros miembros de su familia.

El asesinato que salpicaba a Hernández

La muerte de José Guillermo Hernández revivió un caso judicial: el crimen de Óscar Rodríguez, el 18 de agosto de 2011, hijo del prestamista Carlos Rodríguez. El sicario que lo mató, Diego Acuña, alias Dieguito, implicó a Hernández, al capo Marquitos Figueroa y a Ómar Vanegas, exalcalde de Tenerife, Magdalena, como determinadores. Dijo que le pagaron para matar a Carlos Rodríguez, por un préstamo que les estaba cobrando. Pero se equivocó.

“Eso pasó hace 8 años y no hay relación alguna con lo que le pasó en Brasil o con los atentados. No tomamos el camino de la violencia, sino el de la justicia”, le dijo a EL TIEMPO Carlos Rodríguez. La Fiscalía estaba por definir si vinculaba o no a Hernández.