Fuerte reacción en Colombia por denuncias del periódico New York Times sobre retorno de falsos positivos en el ejército

, Nacionales

Fuertes reacciones se han generado en Colombia por las graves denuncias del periódico The New York Times, sobre retorno de falsos positivos en el ejército de este país.

Diversos sectores de opinión reclamaron claridad al gobierno y a las fuerzas militares y desde el congreso se anunció la reapertura de investigaciones contra altos mandos militares involucrados en el neuvo escándalo.

Inclusive Humman Riges Wach le pidió explicaciones al gobierno del Presidente Duque sobre las gravísimas denuncias hechas por la publicación nortaemricana, con base en informaciones entregadas por miembros de la cúpula del ejército de Colombia.

El diario The New York Times acusó al Gobierno colombiano de exigir resultados, con una práctica que puede afectar a los civiles.

El periódico publicó este sábado un informe que revela las directrices que, desde comienzos de este año, empezó a dar la comandancia del Ejército de Colombia y que tienen alarmados a varios oficiales de alto rango, pues van encaminadas a aumentar el número de ataques, capturas, rendiciones y muertes en combate. Todo esto, según las fuentes y los documentos citados por el diario más influyente de Estados Unidos, preocupa a una buena fracción de los mandos de la institución, pues encuentran circunstancias similares a las que desembocaron en el episodio de los falsos positivos, cuando a mediados de la década pasada, alrededor de 5.000 civiles fueron asesinados por militares que los presentaron como delincuentes.

El general Nicacio Martínez Espinel, comandante del Ejército, reconoció haber dado las nuevas órdenes y exigir que los oficiales establezcan objetivos concretos para matar, capturar o forzar la rendición de los grupos criminales, según el ‘Times‘. “Dijo que había emitido una orden por escrito que instruía a los principales comandantes a doblar los resultados, explicando que había llegado a esa decisión debido a la amenaza que Colombia sigue enfrentando por parte de las organizaciones guerrilleras, paramilitares y criminales”, según la publicación.

“A inicios de año, los generales y coroneles colombianos se reunieron y se les pidió que firmaran un compromiso por escrito para intensificar los ataques” para que dupliquen la cantidad de criminales y rebeldes que matan, capturan u obligan a rendirse en batalla, indica una investigación realizada y publicada hoy por el diario norteamericano The New York Times.

Según la investigación periodística están amonestando a los comandantes “cuando no realizan operaciones con la frecuencia suficiente”.

Sin embargo, la mayor preocupación es que según las fuentes consultadas por The New York Times dentro el Ejército, es que no se le exige a los soldados “perfección” en el momento de “ejecutar ataques letales, incluso si tienen preguntas significativas sobre los objetivos que están atacando”. Esto significaría que, según lo explicaron algunos militares, se reduzcan las normas para proteger a civiles inocentes de ser asesinados, y que ya ha ocasionado muertes sospechosas o innecesarias.

Dos altos oficiales del Ejército afirmaron que “los soldados colombianos vuelven a estar bajo una intensa presión”, dado que desde los altos mandos se había emitido una orden por escrito que instruía a los principales comandantes a “doblar los resultados”, debido a que el país todavía se enfrenta a varias amenazas, como la guerrilla, los paramilitares y los grupos armados ilegales residuales.

“La amenaza criminal se incrementó”, dijo el Mayor General del Ejército, Nicacio Martínez Espinel. “Si seguimos al ritmo que veníamos anteriormente no vamos a cumplir los objetivos”.

Aún así, el general cuestionó cómo los oficiales han interpretado sus instrucciones.

“La orden que hay es de ser efectivos operacionalmente”, dijo. “Unos me dijeron superar el 10 por ciento. Listo, usted quiere  superar el 10. Otros dijeron ‘yo quiero hacer el 50 por ciento más de las afectaciones, pero nunca de muertos’. Otros ‘yo quiero hacer el 100 por ciento’. Hay unos que la han cumplido, otros que no la han cumplido”.

Por su parte, el director de la División de las Américas de Human Rights Watch, José Vivanco pidió al presidente Iván Duque que se pronuncie ante las graves denuncias.

Respuesta del Gobierno

Ante las revelaciones hechas por The New York Times, el Ministro de Defensa dijo que desde que llegó a la cabeza de esa cartera ha buscado fortalecer la política de la defensa de los derechos humanos. “He insistido en que los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario son línea rectora de las actuaciones de la Fuerza Pública. Cero tolerancia con cualquier acción que se salga de estos parámetros”, escribió en su cuenta de Twitter.

También le pidió al Mayor General Nicacio Martínez Espinel que publicara la entrevista completa.