>

Ganó el pueblo. Retiro de la reforma tributaria es un logro popular.

El presidente colombiano da marcha atrás ha retirado su polémica reforma tributaria después de cuatro días de multitudinarias protestas y enfrentamientos violentos, que han dejado un reguero de muertos y heridos.

Así anunció este domingo la retirada del proyecto.

_”Le solicito al Congreso de la República la retirada del proyecto radicado por el ministerio de Hacienda y hay que trasmitar de manera urgente un nuevo proyecto fruto de los consensos y así evitar incertidumbre financiera (…) _

La reforma es una necesidad, retirarla o no no era la discusión, la verdadera discusión es poder garantizar la continuidad de los programa sociales (… ) _

Este es un momento de grandeza y de proteger a los más vulnerables, de invitar a la construcción y no al odio y a la destrucción. Es el momento de trabajar en conjunto, entre todos y sin mezquindad”.

Duque quería que este fuera su proyecto estrella. Con él pretendía tapar el agujero en las arcas del Estado debido a la pandemia. Sin embargo, la perspectiva de una subida de impuestos que golpeara a los más humildes y a las clases medias, los que más están sufriendo los efectos de la crisis económica, lanzó a decenas de miles de colombianos a la calle.

A la par de la movilización ciudadana, llegaron los saqueos y destrozos, y también los enfrentamientos, que han dejado al menos seis muertos, según organizaciones de derechos humanos, así numerosas acusaciones de abusos contra las fuerzas de seguridad.

El sábado, Duque anunció la militarización de las ciudades provocando una riada de críticas y firmando a la postre la pena de muerte de su reforma fiscal.

En el mundo político el anuncio generó muchas reacciones, incluso a quienes esperan la renuncia  de los Ministros de Hacienda Alberto Carrasquilla, autor del proyecto y  Daniel Palacios, Ministro del Interior quien era su patinador en el Congreso Como era de esperarse, el anuncio generó múltiples reacciones en el país político, incluyendo voces que hablan de una responsabilidad en cabeza de los ministros de Hacienda, Alberto Carrasquilla, autor del proyecto, y del Interior, Daniel Palacios, su patinador en el Congreso.

El Senador Armando Benedetti se pronunció y dijo “Celebro que Duque haya ordenado retirar la reforma tributaria, pero aún estamos a la espera de la renuncia del señor Carrasquilla”,

“Ganó el pueblo. Retiro de la reforma tributaria es un logro popular. Colombia despertó y no querrá menos que un cambio estructural en este modelo inequitativo e insensible. Democracia real, no corrupta. Gobierno para la gente no para los megarricos. Crecimiento sí, pero con equidad”, escribió en Twitter el senador Roy Barreras. Gustavo Petro también le atribuyó el triunfo al pueblo: “Es suya esta victoria popular, ha aprendido la fuerza de su propia acción colectiva. Ha ganado en confianza en sí mismo y la posibilidad de cambiar la historia”.

“El efecto político debería ser su renuncia, pero pareciera que eso no depende del presidente, lo cual es lamentable”, manifestó el analista Héctor Riveros, quien ve venir una moción de censura en contra del minhacienda. “Obviamente, la culpa es del presidente, pero quien indujo el error fue Carrasquilla. La pregunta ahora es si el Gobierno logra recomponer sus mayorías, porque perdió a Cambio Radical. Ya Vargas Lleras le pidió al ministro de Salud que renuncie ante el que, dice, ha sido un boicot del mismo Ejecutivo frente a la reforma a la salud. Las manifestaciones no eran solo contra la reforma, sino en contra del Gobierno, en lo que representa”, concluyó Riveros. r cierto, esa reforma a la salud, ya en trámite en el Legislativo, es otro frente de batalla que se le abre a Duque, no tanto en el Congreso pero sí en las calles.