General Nicacio Martínez hizo pagos irregulares a informantes cuando operaba brigada en Cesar y La Guajira: AP

, Nacionales

El Comandante del Ejército  de Colombia, General Nicacio Martínez “hizo pagos irregulares a informantes cuando operaba brigada entre los departamentos del Cesar y La Guajira”, según denuncia hecha por la Agencia Internacional de Noticias, AP.
La agencia de prensa internacional asegura que los hechos ocurrieron en 2005, cuando el general tenía mando en una brigada que operaba desde esta rgión al norte del país.

Pruebas acerca de supuestos pagos a informantes que en realidad habrían llegado a soldados hoy procesados por ‘falsos positivos’ y que involucrarían al general Nicacio Martínez, comandante del Ejército, dice tener la reconocida agencia de prensa internacional The Associated Press, AP.

La agencia menciona a Martínez en una nota que publicó este sábado y que se suma a las informaciones publicadas por el influyente diario estadounidense The New York Times, según las cuales un formato repartido entre comandantes militares que plantea el incremento de bajas y presiones a los jefes castrenses al respecto estarían derivando en nuevas ejecuciones extrajudiciales o mal llamados ‘falsos positivos’.

Además, la ONG Human Right Watch había incluido en febrero pasado al comandante del Ejército en una lista de varios altos oficiales que habrían sido ascendidos a cargos de mando en las Fuerzas Armadas a pesar de que estaban señalados en los asesinatos de civiles que hacen pasar por criminales abatidos.

La AP asegura que a raíz de la publicación del Times, una fuente, que no dio su nombre, le entregó una serie de documentos que estarían en poder de la Fiscalía.

En los papeles, dice la agencia, se mostraría que el general realizó varios pagos a supuestas fuentes del Ejército, pero que, en realidad, el dinero llegó a las cuentas de varios soldados, hoy investigados por ‘falsos positivos’.

De acuerdo con la Associated Presa, los siete pagos se dieron en 2005.

“Alguno de esos pagos, que nunca excedieron los $500 (dólares), fueron enviados a supuestos informantes  cuyos nombres y números de identificaciones no coincidieron. En dos de esos casos, investigadores judiciales encontraron que el beneficiario real del dinero fue el soldado Óscar Alfonso, quien fue condenado a 40 años de cárcel por su sol en el asesinato de un civil. Otro de los beneficiarios ocultos fue un exjefe paramilitar, sentenciado a 15 años por delitos de extorsión”, se lee en la nota de la agencia.

Los documentos revelados por la AP dicen que en dos ocasiones el general Martínez pagó por información que sirvió para combatir a un supuesto grupo guerrillero. El pago, que tiene la firma del comandante, se habría realizado el 17 de mayo de 2005 y, tres días después, el enfrentamiento se llevó a cabo, con el resultado de un hombre sin identificar muerto. El cuerpo fue hallado junto a una granada y una pistola.

De acuerdo con la HRW, a Martínez se le investiga por 23 ejecuciones extrajudiciales que habrían perpetrado en 2005 los integrantes de la Décima Brigada Blindada, facción que opera entre La Guajira y Cesar y de la cual el alto oficial era el segundo comandante entre octubre de 2004 y enero de 2006.

La agencia dice que los documentos están en poder de la Fiscalía, pero esta asegura que no tiene investigaciones en contra del general.

El Ejército también respondió este sábado que Martínez “no tiene investigación, sanción o impedimento alguno por parte de Fiscalía, Procuraduría, Justicia Penal Militar ni Justicia Especial para La Paz, por temas relacionados en Derechos Humanos que le impida ejercer cargos públicos”.