Gobernador firma convenio para pago de servicios ambientales para conservar 58 hectáreas en la Serranía del Perijá

Desarrollar proyectos agroforestales que permitan conservar 58 hectáreas que hacen parte de la cuenca hidrográfica del río Manaure, es la finalidad del convenio firmado este miércoles por el gobernador Luis Alberto Monsalvo Gnecco con el Instituto para el Desarrollo del Cesar – Idecesar.

Al respecto, el mandatario cesarense señaló que este es un convenio muy importante porque está relacionado con nuestro medio ambiente y “nos parece muy pertinente por lo que está sucediendo hoy en día con el calentamiento global y las afectaciones para el ecosistema”, afirmó.

Este convenio de pago por servicios ambientales, que inicialmente se pondrá en marcha en el municipio de Manaure, asegurará la conservación de 58 hectáreas en la Serranía del Perijá, estrategia mediante la cual se contrarrestarán los daños causados en el ecosistema.

“Vamos a trabajar con los campesinos, en una relación 1 a 1 vamos a desarrollar proyectos agroforestales de cacao, café, plátano y maderables para que también ellos se comprometan en dejar hectáreas de tierra de forma naturalmente conservadas”, indicó Monsalvo Gnecco.

 A través de este convenio, que alcanza los $1.581 millones, se beneficiarán 58 parcelas en las que se invertirán $22 millones en promedio por cada una. “Este será un proyecto de restauración pasiva que generará ingresos para casi 250 familias ya que a cada campesino que conserve una hectárea, le costearemos un sistema agroforestal y de seguridad alimentaria en otra hectárea de su finca”, concluyó el gobernador.

Tras los resultados que se obtengan en el municipio de Manaure, se espera replicar esta estrategia ambiental en otras cuencas hidrográficas del Departamento.