Gobierno aplica sanciones a contratistas por incumplimiento de obras en el Cesar

, Judiciales

La administración del gobernador del Cesar, Francisco Ovalle Angarita, emprendió procesos con los que está sancionando a contratistas que han incumplido en la ejecución de obras de infraestructura que se construyen con recursos del departamento.

La primera sanción se produjo en agosto pasado, cuando la Oficina Asesora de Asuntos Jurídicos, mediante resolución 003278 ordenó multa por 480 millones de pesos a la Unión Temporal Copey 2015 que tiene a su cargo la construcción del nuevo Hospital San Roque en ese municipio. Esa obra, cuyo contrato vencía el 30 de diciembre, solo llevaba un 15% de ejecución  a principios de ese mes, lo que indicaba que no cumpliría, por lo que se le inició proceso de caducidad. A raíz de ello, el contratista aceleró los trabajos y en audiencia se  hicieron dos compromisos: que en abril hubiera amortizado el anticipo, y que mostrara solvencia suficiente, lo cual demostró poniendo en una fiducia el total del anticipo recibido del cual se le fue descontando en la medida del avance en las obras.  “Hoy el proyecto pasa del 44% de ejecución y puede decirse que va por buen camino”, declaró Federico Martínez Daza, Secretario de Infraestructura del Departamento.

Blanca Mendoza Mendoza, Jefa de la Oficina de Asuntos Jurídicos, informó que a la firma Uninal Cesar, constructora de la Universidad Nacional sede La Paz, el 5 de mayo fue impuesta sanción mediante resolución ejecutoriada 001617, debido al retraso de la obra. Para continuar con su construcción se le había autorizado prórroga desde febrero de este año.

Mientras tanto, la administración requirió a la aseguradora en el proceso contra el consorcio Coliseo Valledupar por unos defectos en el Coliseo de Ferias, como humedades en la segunda planta,  la mala instalación de unas lámparas de la cubierta y el deterioro acelerado de varias puertas.

De la misma manera, está por resolverse medida por el incumplimiento contra el Consorcio GMP Construcciones y Grupo Capitol,  encargado de la construcción y ampliación del estadio de fútbol Armando Maestre Pavajeau. La obra está prácticamente acabada, pero la administración no la ha recibido formalmente porque faltan algunos detalles constructivos en la estructura metálica de cubierta, terminar la instalación del ascensor y otros detalles menores. La parte eléctrica fue acabada, pero falta el certificado Retie-Retilab, que hace constar que las instalaciones eléctricas cumplen todas las normas técnicas vigentes.  Un proceso similar de multa se sigue a la empresa Unión Temporal ArenK por el contrato de obra para la construcción del CDT de Ganadería y Pesca.

En materia vial, la administración, decretó incumplimiento en firme desde 2016 al Consorcio Pueblo Bello por la vía Zanjón-Pueblo Bello. El Secretario de Infraestructura declaró que no se recibieron algunos tramos como el muro que se deslizó en el kilómetro 19 y deben repararse unos abollamientos y piel de cocodrilo en la estructura del pavimento en la entrada y salida del puente Crispín Villazón, a la altura de La Honda. Por otra parte, solicitó a la aseguradora aplicar la póliza de estabilidad al Consorcio Las Marías por presunta mala calidad en tramos de la vía Astrea Arjona, consistentes en fallos en carpeta asfáltica, ahuellamiento, dilataciones no controladas y piel de cocodrilo.

Al tiempo que va aplicando sanciones, la administración de Ovalle Angarita va logrando acuerdos para que las obras continúen hasta el final, pues de lo que se trata, más allá de las merececidas sanciones, es de garantizar que los proyectos sean culminados para que puedan prestar a las comunidades el servicio para el cual fueron concebidas.