Habrá cese bilateral y definitivo, si hay acuerdo en justicia: Santos

, Nacionales

El presidente Juan Manuel Santos aseguró este jueves, que si se logra avanzar lo suficiente en los diálogos con las Farc sobre justicia transicional, se podría dar un cese bilateral y definitivo del fuego antes de un acuerdo final, lo que podría significar el fin mismo de 50 años de guerra.

El mandatario dejó en claro que ese ‘escollo’, el de la justicia, es el que se está negociando y sobre el que se necesita un acuerdo para llegar al cese de hostilidades, lo que según Santos y su delegación oficial de paz en La Habana podría llevar a acabar el conflicto armado.

“Si ese obstáculo lo superamos, lo digo así de claro, habremos avanzado lo suficiente para pensar en la posibilidad de un cese del fuego bilateral y definitivo. ¿Y por qué? Porque ya estamos prácticamente al otro lado, y nadie justifica seguir una guerra cuando la paz está al alcance de la mano”, enfatizó el Jefe de Estado.

Estas claridades las realizó durante el XVIII Encuentro de la Jurisdicción Ordinaria, que se realiza en Cartagena y cuyo propósito principal es sentar una postura sobre cuál sería el modelo de justicia transicional que se requiere para que Colombia transite hacia el posconflicto.

Santos, no obstante, dejó en claro que el cese definitivo de hostilidades con las Farc debe estar supeditado a condiciones reales de verificación y cumplimiento, como la concentración de la guerrilla en una zona determina y la entrega de sus armas, por lo que se podría pensar en el fin, tras 50 años, de la guerra.

“Si miramos el proceso de paz, ustedes lo saben, no cabe duda de que hemos avanzado más que en ningún otro intento realizado con las Farc”, precisó Santos, quien enfatizó que “la justicia transicional será el mecanismo que nos ayudará a dar el paso del conflicto hacia una sociedad que convive en armonía”.

Este tema será abordado nuevamente en el siguiente ciclo de conversaciones, que comienza la próxima semana. De hecho,Santos destacó la designación del francés Jean Arnault como delegado del Naciones Unidas para la etapa de verificación del posconflicto, que hará ese organismo junto a Uruguay.

El mandatario, por otro lado, defendió la aprobación de la reforma del equilibrio de poderes y aseguró que su fin, entre otros, sirvió para cambiar la administración de la Rama Judicial, pues aún se presentan inconvenientes como la demora en la implementación de los expedientes digitales.

Santos, además, dijo que su Gobierno ya está consultando con la Rama Judicial el proyecto de ley estatutaria que desarrollara esa reforma, el cual se presentará al Congreso antes del primero de octubre próximo. También destacó la transparencia en la elección de magistrados que se dará en cuestión de semanas en las altas cortes.

“Las instituciones no son buenas o malas por ellas mismas, sino por las personas que la integran”, precisó el Jefe de Estado, quien puntualizó que “la justicia colombiana ha sido valiente y audaz, y tiene ahora otra ocasión para demostrarlo”.

Creación de órgano legislativo para la paz será muy pronto

El Ministro del Interior habló sobre proyecto de acto legislativo para crear ‘congresito’.

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, dijo esta mañana que la presentación del proyecto de acto legislativo para crear el órgano especial que tendría como función ratificar los acuerdos con las Farc se haría pronto.

En principio sería cuestión de semanas, pues si se trata de una enmienda constitucional, con dos vueltas, la primera de ellas sería en este período legislativo que está en marcha.

Publicidad

Cristo dijo, además, que la guerrilla tendría asiento en esa comisión legislativa encargada de aprobar los acuerdos, siempre y cuando dejen las armas y renuncien a la violencia.

¿Habrá ‘congresito’ para legislar sobre el proceso de paz?

Hay una idea entre muchas otras que el Gobierno empezó a discutir con los partidos, con el Congreso de la Republica y con la opinión pública, pero no hay una decisión tomada sobre la posibilidad de un cuerpo legislativo especial que se dedique a estudiar, a debatir, a aprobar el paquete de leyes que se requieran para implementar los acuerdos de la Habana en materia de justicia, desarrollo rural, participación en política o erradicación del narcotráfico. Hasta ahora es solo una idea que hay que desarrollar y que de ninguna manera sustituiría al Congreso de la República.

No se puede comparar este cuerpo especializado con el ‘Congresito’ de 1991-1992, producto de la Constituyente, y en cualquier caso ese cuerpo especializado tendría que ser, claro, mediante reforma constitucional que debe ser tramitada en el Congreso.

Ninguna fórmula de refrendación, ni interpretación de los acuerdos en La Habana puede excluir la participación del Congreso de la Republica.