Hacienda niega regalías a departamentos y municipios

, Economía

El Ministerio de Hacienda negó el aval para descongelar la plata que se debe girar a los departamentos y municipios, por concepto de regalías.

El titular de esa cartera, Mauricio Cárdenas, argumenta que está a la espera de la recuperación en el sector de hidrocarburos.

En febrero, el panorama del petróleo empezó a tornarse gris, lo que llevó al Gobierno a decirles a las regiones que era necesario aplazar un 30 por ciento del presupuesto bienal que les corresponde.

A solo cinco meses de culminar el mandato, los 32 gobernadores del país, agremiados en la Federación de Departamentos, están peleando como gato boca arriba con el Gobierno Nacional, por 470.000 millones de pesos de los recursos de regalías que ya entraron al sistema y que no han recibido para invertir, por una medida de aplazamiento presupuestal tomada en mayo pasado.

Todo empezó porque, en el 2014, cuando el Congreso aprobó el presupuesto bienal de regalías 2015-2016, se estimó un precio de liquidación, con destino a las regalías, de 71 dólares por barril.

Lejos estaban los pronósticos de lo que realmente sucedió, una estrepitosa caída en el precio del crudo (el promedio del año de la cotización del barril en Texas (EE. UU.) o referencia WTI está en 48,9 dólares, y el de referencia para Europa (Brent), en 53,1 dólares).

Esto dejó en el papel la expectativa de ingresos por regalías, establecida en el presupuesto bienal por un total de 17,4 billones de pesos.

Paralelamente, la Ley de Presupuesto trajo consigo una salvedad: como los gobernadores y alcaldes están finalizando su periodo administrativo, solo podrán ejecutar el 50 por ciento de los recursos (los del 2015).

En febrero de este año, el panorama del petróleo empezó a tornarse aún más gris, lo que llevó al Gobierno a decirles a las regiones que era necesario aplazar un 30 por ciento del presupuesto bienal que les corresponde, lo que implicaba congelar 4,9 billones de pesos.

“En ese momento, entendimos que había una situación puntual que se salía de las manos, y aceptamos la medida, con el compromiso del Ministerio de Hacienda, de que, con corte a 30 de junio, se volvería a hacer una nueva revisión para tomar medidas acordes con el comportamiento de los ingresos”, expresó Alan Jara, gobernador de Meta y presidente de la Federación.

En efecto, a finales de julio se llevó a cabo el encuentro Nación-regiones, donde los gobernadores volvieron a escuchar un no del Gobierno Nacional.

Cifras en mano, los mandatarios regionales expusieron que, si bien el precio del petróleo había caído, la subida del dólar, en un 54 por ciento, compensaba los ingresos. De hecho, el ingreso por regalías en el semestre es de 3,9 billones y se recibieron 3,2 billones de pesos, lo que corresponde a un porcentaje de cumplimiento de la meta esperada, del 82 por ciento.

Fue así como, con el argumento de que hay planes de desarrollo municipales y departamentales por concluir, pidieron a Minhacienda que liberara los recursos que sí han entrado ya al sistema.

Van por el 12 por ciento

Así, teniendo en cuenta que la medida era la de aplazar un 30 por ciento de las regalías y la caída en los recaudos fue de 18 por ciento, “no vemos la razón para no liberar el 12 por ciento que sí se recaudó”, sostuvo Amylkar Acosta, director de la Federación de Departamentos.

Tal petición fue escuchada por el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, quien se comprometió a estudiar la propuesta, pero el jueves pasado, tras un nuevo encuentro Gobierno-regiones, la respuesta fue un nuevo no, que tiene en vilo a los gobernadores.

“El proceso de aprobación de un proyecto con recursos de regalías es lento. No hay aprobación antes de 6 meses. Esto significa que, si no hay un sí pronto, del Gobierno, los recursos de regalías podrían quedar quietos durante todo el próximo año, teniendo en cuenta que los nuevos mandatarios se tardarán seis meses en hacer su plan de desarrollo y prender motores”, advirtió Jara.

El consiguiente efecto sería para la comunidad, que no podrá tener las obras que espera, agregó el dirigente gremial.

Al respecto, la viceministra de Hacienda, Carolina Soto, sostuvo que “el presupuesto de regalías está cayendo en un 20 por ciento en todo el primer semestre, y el segundo puede ser peor. No es responsable levantar el aplazamiento”.

La funcionaria recordó que el 90 por ciento de las regalías provienen del petróleo, cuya caída en los precios internacionales continúa, lo que llevó al Gobierno a proponer a los gobernadores un nuevo monitoreo el 18 de agosto. “Estamos mirando tendencias. Si se revierte la caída, otra sería la decisión”, indicó.

En cuanto al temor de los actuales mandatarios, de que en el próximo año se retarde la ejecución de las regalías, por relevo administrativo de gobernadores, Soto manifestó que hay otras alternativas, como los bancos de proyectos, de donde se pueden elegir obras prioritarias para invertir las regalías.

Harán un pronunciamiento

Los gobernadores, entre tanto, no aceptan argumentos y anuncian un pronunciamiento al respecto.

Más aún, sí se han despertado suspicacias, según las cuales el freno a la ejecución de los recursos tiene que ver con que, por lo general, en la etapa final de las administraciones regionales se acelera la ejecución de recursos para concluir obras, lo que termina por dejar la olla vacía al nuevo mandatario.

Jara desvirtuó dichas suspicacias y sostuvo: “Uno de los requisitos para utilizar las regalías en inversión es que las obras por financiar estén en el plan de desarrollo de la región; no se están improvisando obras, luego, no hay lugar a temor de que se usen mal estos dineros”.