Imputados cargos por terrorismo y asonada a la alcaldesa de Chiriguaná, Zunilda Toloza

El Juzgado Primero Penal Municipal de Valledupar con Funciones de Control de Garantías Ambulante Bacrim., imputó cargos por terrorismo contra la alcaldesa del municipio de Chiriguaná, ZunildaToloza Pérez y a otras cuatro personas.

Los cargos fueron imputados en desarrollo de laa audiencia preliminar se llevó a cabo este miércoles en el sótano del Palacio de Justicia de Valledupar.

El juez le dictó medida de aseguramiento a la funcionaria, pero la dejó en libertad provisional, pero deberá presentarse de manera periódica ante ese organismo judicial.

La alcaldesa Toloza podrá regresar al municipio de Chiriguaná, para continuar ejerciendo el cargo.

Junto a la primera autoridad de Chiriguaná fueron sindicados su hermano Simón Arturo Toloza Pérez y su esposo Carlos Torregrosa Romero. Asimismo fueron privados de la libertad Joaquín Enrique Royero Lineros, César Manuel Royero Lineros, Gustavo Adolfo Vides Beleño, Carlos Julio Rodríguez Nieto, Yair Cristóbal Toloza Guardias y José Luis Rocha Flórez.

En la diligencia, la Fiscalía 11 Especializada de Bogotá, que solicitó las ordenes de captura ante el Juzgado 68 Penal Municipal de la capital del país, indicó que: “El 31 de octubre de 2011, a eso de las 7:30 de la noche, una turba de gente en cabeza de la señora Zunilda Tolosa Pérez, cuando fungía como aspirante a la alcaldía de Chiriguaná, para ese periodo junto a un grupo de personas llegan a las instalaciones de la Registraduría Municipal de la municipalidad de Chiriguaná, donde al no encontrar la comisión escrutadora proceden a incendiar la Registraduría”.

Por estos hechos Zunilda Toloza Pérez y las otras ocho personas deberán como presuntas responsables de los delitos de terrorismo agravado, perturbación a certamen democrático, daño en bien ajeno e incendio.

El fiscal del caso en el relato de los hechos dijo que “una vez habían iniciado el incendio en la Registraduría, proceden a trasladarse al colegio Manuel Mejía Gómez, donde se desarrollaba los escrutinios y se encontraba la comisión de escrutadores; ya en ese sitio la comisión escrutadora al escuchar y observar las arengas y la aproximación de la turba proceden a tratar de salir de ahí y, al ver que la turba se aproximaba no les dio la oportunidad de salir por el frente del colegio, lo que llevó a la Policía y al Ejército, que se encontraban en el sitio prestando la seguridad correspondiente, a sacar a la comisión escrutadora por la parte trasera al igual que unos testigos electorales que ahí se encontraban”.
“Al llegar la turba a dicho plantel educativo proceden a la sala donde se adelantaban los escrutinios y tomaron material electoral y proceden a sacarlo al patio para para incinerar el material electoral junto con un automotor no sin antes indicar que la muchedumbre gritaba que debían asesinar al que había ganado las elecciones, Jorge Dagil, que era el que había hecho el fraude y por eso se habían perdido las elecciones”, agregó el fiscal en el desarrollo de la diligencia.