Jorge Oñate dice que no hará fusiones con reguetón ni con champeta

, Nacionales

Jorge Oñate, uno de los invitados el 25 de febrero al Metroconcierto del Carnaval de Barranquilla afirmó que no hará fusiones del vallenato con reguetón ni  con champeta
“El Ruiseñor de América” está cumpliendo 50 años de actividad en el vallenato con renovados éxitos.

Con Jorge Oñate, el vallenato separó la figura del cantante y la del acordeonero. Por eso se dice que es el primer vocalista de ese género folclórico. / Archivo particular

Con Jorge Oñate sucede un fenómeno extraño y es que los artistas vallenatos coinciden en afirmar que con usted el género separó la figura del cantante de la del acordeonero. ¿Cómo siente este comentario?

Hace muchos años escuchaba a Luis Enrique Martínez, Alejo Durán, Juancho Polo, Calixto Ochoa y Lisandro Mesa, pero a mí se me daban las canciones de Joselito de España, las baladas de Óscar Golden, y en un momento me dio por aproximarme al folclor. En el primer Festival Vallenato, en 1968, canté en una parranda, y ahí estaban Santander Díaz y Gabriel Muñoz. Ellos me preguntaron si yo era cachaco y les contesté que mi padre era del interior y me invitaron de una vez a grabar a Bogotá. En ese disco, mi primer disco, partimos el vallenato en dos y puedo decir que el primer cantante de la música vallenata soy yo. Poncho Zuleta era guacharaquero y corista de mi agrupación, mientras que Diomedes Díaz era el utilero del conjunto.

Dijo Oñate que a partir de lo que hice empezaron a surgir figuras como Rafael Orozco, Diomedes Díaz, Beto Zabaleta, Silvio Brito e Iván Villazón. Yo propuse algo en Valledupar y es que el Turco Gil, quien tiene una escuela para enseñar a tocar acordeón, debería empezarles a exigir a sus discípulos que también canten, así como lo hacían los juglares del género.