Juez de garantías asumió proceso por captura de la alcaldesa de Chiriguaná y otras 8 personas

, Judiciales

Unidades del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía (CTI) hicieron  efectiva  la captura de la alcaldesa del municipio de Chiriguaná, Zunilda Toloza Pérez  y otras 8 personas, quienes deberán responder en un proceso por asonada, terrorismo agravado, perturbación a certamen democrático, daño en bien ajeno e incendio.

La orden de captura fue impartida  por el Juzgado 68 Penal Municipal de Bogotá, solicitada por la Fiscalía 11 Especializada de Bogotá en contra de la alcaldesa de dicha población, Zunilda Toloza Pérez y otras ocho personas, por hechos registrados el municipio el 31 de octubre de 2011.

Antes de hacerse efectiva la orden de captura, Zunilda Toloza había sido citada en dos ocasiones por la Fiscalía para que rindiera sus descargos, pero ésta no compareció a ninguno de los dos llamados de la justicia.

La Fiscalía ordenó que Toloza Pérez fuera presentada ante un juez, con el fin de que rinda su declaración por los hechos en los que resultó quemada la sede de la Registraduría de este municipio.

Además de la alcaldesa de Chiriguaná fueron capturados su hermano Simón Arturo Toloza Pérez y su esposo Carlos Torregrosa Romero. Así mismo fueron privados de la libertad Joaquín Enrique Royero Lineros, Cesar Manuel Royero Lineros, Gustavo Adolfo Vides Beleño, Carlos julio Rodríguez Nieto, Yair Cristóbal Toloza Guardias y José Luis Rocha Flórez.

Según la Fiscakía, un testigo aseguró que la hoy alcaldesa Zunilda Toloza Pérez, quien para el 2011 era candidata a la alcaldía de Chiriguaná, había asegurado que si no ganaba las elecciones de la época quemarían la Registraduría, tal como sucedió.

También se acusa a Toloza Pérez como la autora intelectual de lo ocurrido esa noche en Chiriguaná,

La noche del 31 de octubre de 2011 seguidores de la aspirante a la alcaldía Zunilda Toloza, avalada por Afrovides, protagonizaron actos de protesta por los resultados electorales que favorecieron al aspirante conservador Gustavo Aroca Dágil. Las personas que provocaron la alteración del orden público llegaron a las instalaciones de la Registraduría y del colegio en donde se concentraban los escrutinios, asegurando que habían hecho fraude.

La entrada del municipio de Chiriguaná quedó cubierta con miles de tarjetones luego de que un grupo de habitantes de esta población ingresara a la Institución Educativa Juan Mejía Gómez, de donde sacaron las urnas de 20 mesas de votación cuando eran revisadas por los delegados de la Registraduría.

Los tarjetones fueron rotos y otros quemados en medio de fuertes disturbios que se prolongaron hasta la madrugada. Por esta situación fue necesario que en el municipio se desarrollara un consejo de seguridad y adoptaran medidas extremas para restablecer el orden público.

Luego de arremeter contra el principal punto de votación la turba enardecida atacó con piedras las instalaciones de la Registraduría, a la cual prendieron fuego, destruyendo todos los equipos y papelería de oficina.