Lafaurie confirma liquidación del Fondo Nacional del Ganado

, Economía

El presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegan, José Félix Lafaurie, confirmó la decisión del Gobierno Nacional, de liquidar el Fondo Nacional del Ganado, FNG.
Calificó el hecho, de “arrogancia y abuso de poder del Gobierno”.
El dirigente grmial explicó en un comunicado que el Ministerio de Agricultura “llegó al extremo de la irresponsabilidad frente a sus obligaciones de proteger al Fondo Nacional del Ganado, uno de los patrimonios más importantes del sector”.

Según Lafaurie, el Ministerio, que preside la Junta Directiva del FNG y además es su administrador, solo debía apoyar con sus votos un acuerdo de reorganización que permitía la recuperación de la empresa Friogán S.A. y protegía al Fondo Nacional del Ganado, pero optó por favorecer los intereses de los bancos en su afán de retaliar contra Fedegán.

“Esta enorme pérdida para la ganadería tiene nombre propio, y no solo el sector sino el país entero deben saberlo. El país debe saber que fueron Aurelio Iragorri y su instrumento, Juan Pablo Pineda, actual viceministro de Asuntos Agropecuarios, quienes con su arrogancia y abuso de poder provocaron la liquidación del Fondo Nacional del Ganado”, sentenció el presidente de Fedegan.

Especialistas creen que la liquidación del FNG, traerá renovación a la ganadería

Luego de varios años de malas administraciones, el rumbo del Fono Nacional del Ganado (FNG) parece cada vez más oscuro, al punto que su liquidación es casi un hecho.
En este panorama quedan muchas dudas y sin sabores, pero lo único cierto es que con esta decisión se vendría una renovación en el sector ganadero, con una reorganización de un fondo que genere garantías a los mismos productores.
Y es que las prioridades del sector no dan espera. Una de ellas está a la vuelta de la esquina y tiene que ver con la vacunación contra la fiebre aftosa, ya que este es un compromiso que se tiene que hacer efectivo cada seis meses, entre mayo y junio el primer ciclo, mientras que el segundo entre noviembre y diciembre.

En este sentido ya se han realizado algunas cambios al respecto, ya que el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural anunció la semana pasada que se eliminaba el tema de la intermediación, con lo cual se reduce el pago por cada vacuna. Ya no serían $1.050 si no $910, es decir una reducción de 15% ($140). Además, el trabajo se va a realizar por medio de los Comités Ganaderos los cuales tienen presencia en cada región y una cobertura de 97%.

Al respecto, el jefe de la cartera agrícola, Aurelio Iragorri, dijo en su momento que “se elimina la intermediación y se reducen los costos. Ahora los ganaderos colombianos pagarán mucho menos por la vacuna contra la fiebre aftosa”.

Sobre el FNG, Rubén Darío Lizarralde, exministro de Agricultura, aseguró que este fondo parafiscal está amparado por la Ley, “entonces sus funciones tienen que ser garantizadas, ya sea con un nuevo fondo o con el mismo, pero los ganaderos no se pueden quedar sin las facultades que le otorga el FNG porque hay temas como las vacunas que no se pueden aplazar. Si se dan esperas podría comprometer las ventas en el exterior de este mercado”.

Otro de los puntos que se viene en la agenda es la formalización del mercado de la carne. En este sentido, Colombia se está sintonizando con las normas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), ya que en el mercado nacional de 4,3 millones de cabezas que se sacrifican al año, solo 1,1 millones van a frigoríficos.

A esta informalidad se suma el contrabando de Venezuela, en donde aproximadamente entran al país cerca de 300 animales al día, según las cuentas de Fedegan.

El tercer y cuarto reto son de largo plazo y se basan en las críticas que han realizado otros gremios ganaderos y el sector lácteo, que es la democracia que debe manejar el administrador del FNG y los salarios.

Roberto Ramírez, representante de Demogan, afirmó que “Fedegan nunca representó a la mayoría, por ejemplo el sector lechero siempre pedía más participación. Además, una nómina superior a $20.000 millones es insostenible”.

Con este panorama los 500.000 ganaderos esperan un reemplazo a lo que hace el FNG luego de las pérdidas y malos manejos de años atrás.