¡Llegó diciembre!

Legó el mes diciembre, considerado el mes más alegre del año y empiezan los preparativos para las celebraciones de la navidad.

La navidad colombiana es ante todo, una época para la reuni�n familiar y para compartir al lado de amigos, las alegr�as simples, que conforman los ratos gratos, los momentos memorables. Para describir la navidad colombiana se debe tener en cuenta que nuestro pa�s es una reuni�n de pueblos y culturas. Como un peque�o continente lleno de peque�os pa�ses, pero dentro de una sola naci�n.

Los colombianos se dividen en bogotanos, paisas, boyacenses, llaneros, coste�os, vallunos, pastusos, santandereanos, opitas, cuyabros, etc.; cada uno con su propia cultura y costumbre. Por eso no podemos generalizar, aunque todos comparten elementos comunes, como el pesebre, los regalos y el arbolito iluminado, entre otros.

Los colombianos tienen cuatro d�as que son especiales dentro de su tradici�n navide�a. El 24 y 31 de diciembre est�n incluidos all�, pero tambi�n el 8 del mismo mes y para algunas regiones el que se conoce como D�a de los Santos Inocentes, el 28 de diciembre.

El 8 de diciembre es el d�a en que celebra la anunciaci�n del arc�ngel a Mar�a. Este d�a se celebra el d�a de las velitas, o el ‘alumbrado’, y las familias colombianas encienden centenares de velas en los andenes de las calles, generando resplandores en cada barrio, parque o plaza, haciendo m�s agradables los paseos nocturnos.

Los juegos pirot�cnicos explotan en el cielo, produciendo toda una lluvia de colores que engalanan la noche, fascinan las personas y asustan a las mascotas.

Dicen que el rinc�n de Colombia donde el alumbrado es m�s particular, es en una peque�a poblaci�n del departamento del Quind�o llamado Quimbaya. Este pueblo cierra sus calles a los veh�culos, y se inunda de cientos de miles de obras de arte hechas con las velas, farolitos, �rboles navide�os, pesebres, y un sin fin de figuras que decoran una escena t�pica, �nica en el mundo.
2.- El 24 de diciembre, la Navidad

Las casas se adornan al estilo tradicional del mundo, con guirnaldas, el �rbol de navidad y el pesebre (representaci�n de la natividad) y, junto a estos, se reza la novena de aguinaldos, durante los nueve d�as anteriores a la navidad, al ritmo de los villancicos.

En la regi�n paisa, en las zonas rurales m�s que todo, se sacrifica un cerdo, que servir� para la fritanga en la noche, y para picar de d�a la rellena, el chicharr�n y la costilla. A esta ceremonia de sacrificio asisten todos los miembros de la familia.

La noche es una fiesta al ritmo de salsa, merengue, cumbia, porro, seg�n el gusto, y se celebra el nacimiento de Jes�s. A las 12 de la noche se interrumpen todas las fiestas y se reparten los aguinaldos. Tambi�n es costumbre jugarlos, como el ‘S� y el no’, ‘Pajita en boca’, ‘Dar y no recibir’, entre otros.

Luego de la repartici�n de los aguinaldos, la fiesta contin�a hasta el amanecer. La ma�ana del 25 es la fecha se�alada para que los ni�os encuentren y reciban los regalos que les env�a ‘el ni�o Dios’, quien es el encargado de estos menesteres, en estas tierras.

De hecho, para madrugarle a la entrega de regalos, los ni�os no duermen en la noche del 24 y, pasan de largo, hasta la hora 0 del 25 (12:00 a.m.), para destapar sus regalos.
3- El 28 de diciembre, el D�a de los ‘Santos Inocentes’.

El d�a de los ‘Santos Inocentes’ es la fecha en la que se hacen bromas a los conocidos. Durante este d�a se puede caer en inocentadas. Tanto medios de comunicaci�n, familiares y amigos acostumbran a hacer cierto tipo de trampas, o bromas, entre s�, para divertirse, ya que el d�a de los inocentes da licencia para bromear. Se conmemora en recuredo de la muerte de los centenares de reci�n nacidos mandados a ejecutar por el rey Herodes (Padre) para evitar la llegada prof�tica del “rey de reyes”.
4- El 31 de diciembre, la Fiesta de fin de a�o

El 31 de diciembre es otra fiesta, en la que las familias y amigos se re�nen para celebrar el fin de a�o. El aguardiente, el ron, y todos los ritmos se hacen presentes este d�a. En muchas regiones del pa�s, se acostumbra a construir un mu�eco con ropa vieja (A�o viejo), relleno de guasca de pl�tano o cualquier material inflamable como la p�lvora. Esto hace de esta pr�ctica, todo un arte.

En algunas regiones del pa�s, se hacen concursos del mu�eco mejor creado, y se hacen desfiles. A medianoche, mientras la familia se confunde en besos y abrazos, y se dan los mejores deseos para el a�o venidero, el mu�eco es incinerado ante todos, acabando con el a�o viejo, y dando la bienvenida al a�o nuevo.

Tambi�n es muy com�n la creencia en los ag�eros de fin de a�o, como ponerse ropa interior amarilla (para la buena suerte), salir con las maletas en la manos a dar la vuelta a la casa (para que se den muchos viajes en el a�o), comer las doce uvas (cada una significa algo diferente) y las caba�uelas que predicen el a�o que viene (de acuerdo a como le vaya a uno los primeros doce d�as de enero).