Música Vallenata declarada patrimonio cultural e inmaterial de la humanidad

Música Vallenata declarada patrimonio cultural e inmaterial de la humanidad

El Vallenato está en lista de salvaguardia urgente en la UNESCO

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Unesco, declaró este martes a la música vallenata de Colombia como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en necesidad de salvaguardia urgente.

Esta gestión la adelantó el Ministerio de Cultura de Colombia y reconoce las matrices melódicas que conforman la música vallenata de Colombia.

“Este reconocimiento representa una oportunidad para que el mundo promueva el aporte del vallenato al fortalecimiento del diálogo intergeneracional y el respeto por las matrices melódicas de una música que se construye a partir de la realidad y la cotidianidad, y para que apoye las acciones para hacer frente a las amenazas que aquejan la música del vallenato tradicional”, afirmó Alberto Escovar, Director de Patrimonio del Ministerio de Cultura,

La comunidad y los gestores culturales de los departamentos de La Guajira, Magdalena y Cesar, solicitaron el apoyo del Ministerio de Cultura en cuanto a la inclusión en la lista nacional que se realizó en 2013 y la postulación ante la Unesco, ya que identificaron grandes riesgos que podrían llevar a la pérdida de la forma de la composición y las raíces melódicas de la música tradicional vallenata, teniendo en cuenta los cambios que ha tenido este género musical representativo de Colombia.

“Me parece una decisión de gran importancia que brindará la protección necesaria a una de las manifestaciones culturales más hermosas del país”, aseguró Álvaro Cuello, miembro del Comité de seguimiento del Programa Especial de Salvaguardia de la música vallenata y de la Corporación Francisco el Hombre.

Esta postulación ante la Unesco se realizó durante tres años, tiempo en el cual la comunidad de compositores, intérpretes, maestros de música, gestores culturales, y actores institucionales y del Gobierno Nacional, con el apoyo técnico, financiero y metodológico del Ministerio de Cultura, discutieron ampliamente la necesidad de actuar sobre los riesgos identificados en los diagnósticos participativos, y definieron unas líneas estratégicas de salvaguardia.

“El vallenato es una herramienta que fortalece el tejido social de la región Caribe colombiana y ha permitido por muchos años divulgar a través de sus letras, las noticias y los mensajes de sus pobladores, al igual que las bellas canciones llenas de amor e historias comunes. Todos los colombianos debemos garantizar su pervivencia”, añadió.

Compositores colombianos celebran la noticia

Varios compositores colombianos celebraron la declaratoria de la Unesco, al incluír la música vallenata de Colombia en la lista de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en necesidad de salvaguardia urgente.

En diálogo con RCN La Radio el compositor colombiano Rosendo Romero manifestó su alegría al recibir la noticia, “estamos completamente felices por esta noticia de gran importancia para nosotros, especialmente porque pensamos en los niños, en todas esas escuelas que se han formado en todo el país”.

Dijo que es una manera de conservar la tradición de Colombia a través de sus sonidos que surgen en la costa caribe colombiana, “también por la tradición por los viejos analfabetos, cultores de música que crearon estos cuatro aires importantes para nosotros, que de alguna manera son nuestro sentir, nuestra manera de ver la vida”.

Agregó que esta declaratoria reconoce particularmente la música tradicional vallenata “es gratificante saber que el vallenato no se va a perder, lo que se trata de proteger son los cuatro aires originales del vallenato”.

“Nuestra música viene desde el siglo 19 conformado como una trifonía, lo que tratamos de proteger el vallenato tradicional, el de siempre”, agregó el maestro Rosendo Romero.

El vallenato clásico que se baila

El ingreso de la música vallenata colombiana a la lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en necesidad de salvaguardia urgente de la Unesco, abre el debate sobre si este género musical se baila o no; hay quienes dicen que sí mientras que otros afirman todo lo contrario.

Según dijo a RCN La Radio el maestro Luis Mendoza Sierra, “el vallenato se baila y su rítmica y su cadencia invita a bailarlo, las controversias surgieron cuando García Márquez bailó, ellos (los antiguos juglares) tenían un concepto de más preservación del vallenato antiguo”.

Agregó que este género musical ha cambiado sustancialmente en los últimos años, hasta convertirse en vallenato fusión, “los artistas todos invaden y alteran el género, hay salsa revuelta con vallenato, muchos cambios que carecen de un doliente”.

Sostuvo que esta música autóctona del Caribe colombiano aún se disfruta por su calles pese a la llegada de nuevos ritmos, “la gente salía a bailar las parrandas, era un evento de integración y de mucho respeto”.

La declaratoria que emitió la Unesco

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Unesco, incluyó la música vallenata colombiana en la Lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en necesidad de salvaguardia Urgente por considerar que “es un género musical tradicional surgido de la fusión de expresiones culturales del norte de Colombia: canciones de los vaqueros del Magdalena Grande, cantos de los esclavos africanos y ritmos de danzas tradicionales de los pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta. Todas estas expresiones se han mezclado también con elementos de la poesía española y el uso de instrumentos musicales de origen europeo”.

Añadió, “nostálgicas, alegres, sarcásticas y humorísticas, las letras de las canciones del vallenato interpretan el mundo a través de relatos en los que se combinan el realismo y la imaginación. Los instrumentos tradicionales del vallenato son tres: la caja (pequeño tambor que se toca con las manos), la guacharaca (pedazo de madera con ranuras que se raspan con un peine de alambre) y el acordeón”.

Explicó que “este género musical, que posee cuatro aires principales con esquemas rítmicos propios, se interpreta en festivales musicales específicos y también, esencialmente, en parrandas de familiares y amigos, por lo que desempeña un papel esencial en la creación de una identidad regional común. Además de su transmisión en esas ocasiones, el vallenato es objeto de una enseñanza académica formal”.

Sin embargo alertó que “actualmente, la viabilidad de este elemento del patrimonio cultural afronta una serie de amenazas, en particular las derivadas del conflicto armado existente en el país, exacerbado por el narcotráfico. Además, un nuevo tipo de vallenato está marginando el género musical tradicional y atenuando el papel que éste desempeña en la cohesión social”.

El organismo dejó en claro que “cada vez se usan menos los espacios callejeros para las parrandas vallenatas, con lo cual se corre el peligro de que desaparezca un medio importante de transmisión intergeneracional de los conocimientos y prácticas musicales”.

Se espera también que Ecuador pase a hacer parte de otra declaratoria colombiana.