Órganos de control abren auditorías al Hospital Rosario Pumarejo de López

El Hospital Rosario Pumarejo de López será objeto de auditorías dentro del programa de vigilancia especial iniciado por la Procuraduría General, la Contraloría y Ministerio de Salud.

Otros cuatro centros que serán investigados son  el Cari de Barranquilla, el Universitario Departamental de Nariño (Pasto), el San José (Popayán) y el Universitario de Santander (Bucaramanga).

El proceso busca diagnosticar, prevenir ineficiencias y actos de corrupción, y propender por la adecuada prestación de los servicios de salud en todo el país, a propósito de la crisis de estas entidades en particular y su impacto en el nivel territorial, explicó mediante comunicado la Procuraduría General de la Nación.

Para la selección de estas instituciones se tuvo en cuenta el carácter representativo de cada una de ellas en los diferentes departamentos, y se enmarca en el examen al sector que desde hace un semestre, y desde diversos frentes, se viene realizando.

De acuerdo con el Ministerio de Salud y Protección Social, actualmente la situación de estos hospitales es heterogénea. Mientras que el Hospital Universitario Departamental de Nariño ha sido un ícono de la atención en salud y un caso de éxito, el Cari enfrenta grandes dificultades financieras.

Los hospitales Rosario Pumarejo de Valledupar y San José de Popayán se encuentran en proceso de recuperación, y el Universitario de Santander adelanta inversiones en infraestructura pero con algunas dificultades.

El resultado de este esfuerzo interinstitucional mostrará un camino a seguir para el diseño de estrategias que contribuyan a lograr mayores eficiencias administrativas y a reducir el riesgo de manejos indebidos de los recursos públicos.

Para esta vigilancia especial de todas las Empresas Sociales del Estado del país, el Ministerio Público creó además la Procuraduría Delegada para la Salud, la Protección Social y el Trabajo Decente con el fin fortalecer su acción preventiva en materia de salud y articular esta función con las líneas de acción disciplinaria y de intervención.

A través de la delegada en mención se adelanta una vigilancia a la gestión de las Empresas Sociales del Estado que encontró algunos casos críticos que serán abordados dentro del proceso de vigilancia especial, sin perjuicio de las acciones preventivas y disciplinarias a las que haya lugar.