Paralizado transporte de carbón por bloqueo a la línea férrea de Cerrejón

, Economía

Desde el martes está detenida la operación de transporte de carbón de Cerrejón por un bloqueo desarrollado por un grupo de empleados de la empresa contratista encargada de la seguridad de la línea férrea.

La Compañía rechaza estas vías de hecho, que ponen en riesgo la estabilidad laboral de sus empleados y contratistas.

El bloqueo es protagonizado por un grupo de empleados de la empresa de vigilancia VISE (encargada de la vigilancia de la línea férrea de Cerrejón), a la altura del km 32 de la línea férrea de Cerrejón, que ha generado la suspensión de la operación de transporte de carbón y suministros entre La Mina y Puerto Bolívar.

A pesar de los múltiples intentos de Vise, de las autoridades municipales y de Cerrejón para propiciar la utilización de los canales legales establecidos para solucionar las diferencias entre Vise y sus empleados, el bloqueo ilegal se ha mantenido con graves consecuencias para nuestra operación, además de imposibilitar  el desarrollo de otras actividades como la distribución de agua por tren que se realiza para las 198 comunidades que tienen mayores dificultades de acceso a este recurso.

El bloqueo, de carácter ilegal, según la empresa, obedece a exigencias laborales por parte de un grupo de empleados dirigidas principalmente a lograr un aumento salarial, adicional al realizado legalmente a principios de año, entre otras reclamaciones. Desde el inicio del contrato con Cerrejón, Vise suscribió un pacto colectivo con sus empleados, 91,5% de los cuales son guajiros, en el cual se reconocen de manera extralegal, beneficios salariales, prestaciones y de bienestar para los trabajadores, sobrepasando la tarifa mínima establecida en la ley y regulada por la superintendencia de vigilancia y seguridad privada. Los salarios se encuentran por encima del promedio del sector de la vigilancia (asciende en promedio a $1.200.000).

 

A pesar del difícil momento que atraviesa el mercado, con unos precios de carbón bajos, Cerrejón y sus empresas contratistas han realizado esfuerzos importantes para racionalizar sus costos, enfrentar los retos derivados de los nuevos precios del carbón (por debajo de US $50 la tonelada) y conservar los puestos de trabajo.

 

Acciones de hecho como estas, sin justificación y de carácter ilegal, ponen en riesgo la estabilidad laboral no solo de los empleados de la vigilancia, sino de otras empresas contratistas, de la cadena de valor de alrededor de 60 mil personas, y de los más de 12 mil trabajadores de Cerrejón pues afectan la gestión competitiva y sostenible que requiere tener la Compañía para continuar generando empleo, bienestar y progreso para sus empleados, La Guajira y el país.

 

Cerrejón rechaza las vías de hecho e invita a los empleados de Vise a utilizar los canales legales establecidos resolver las diferencias.