Por la indisciplina social, se está perjudicando el sector turístico

Ante la amenaza de un tercer pico de la pandemia y las consecuentes restricciones que se derivan de ella, el sector turístico de Colombia vuelve a vivir una Semana Santa enmarcada en las restricciones.

A mediados de esta semana, luego de que el Gobierno anunciara toque de queda en municipios con alta ocupación de UCI, ayer, varios mandatarios se alinearon a estas medidas, lo que redujo las expectativas del sector para esta temporada de viajes.

Según una encuesta revelada por Fenalco, más del 73% de los colombianos se quedará en casa durante la Semana Mayor, no solo por el miedo al covid-19 y las restricciones, sino porque no hay dinero para viajar.

Además, muestra que la mitad de los hogares destinaría un gasto frente al año pasado cuando hubo mayores restricciones. “En estratos más altos también se observan recortes presupuestales, por lo que se prevé que Semana Santa no será determinante en la recuperación económica”, expresó el gremio.

En Santa Marta, a pesar de las medidas decretadas que incluyen un confinamiento escalonado por días, los gremios le apuestan a que el turismo no deje de visitar a la ciudad especialmente durante la Semana Santa.

Sectores como la hotelería ya habían hecho toda una inversión en elementos y logística para ofrecer un servicio con todos los protocolos de bioseguridad.

Por esa razón, desde la Asociación Hotelera y Turística y capítulo de Magdalena se reiteró el llamado a los turistas para que no desistan de su viaje a la ciudad, donde se mantiene abierta la posibilidad de descansar, conocer y disfrutar de los sitios turísticos en los días y horarios habilitados.

“Santa Marta como otras ciudades afronta un pico alto por el covid, eso requiere de medidas estrictas como las adoptadas, pero en medio de este panorama difícil es posible desarrollar un turismo organizado y responsable”, manifestó Ómar García, director de Cotelco.

“Es muy triste para las 35.000 personas que trabajamos en esta industria. A pesar de que los hoteles van a estar abiertos, por la indisciplina social está pagando el sector. Y en medio de estas restricciones creemos que las playas no deberían cerrarlas”, comentó Omar García, presidente ejecutivo de Cotelco Santa Marta.

El director de Cotelco recordó que los hoteles asociados cuentan con el sello ‘Juntos contra el covid’, una verificación del cumplimiento de las medidas determinadas por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y el Ministerio de Salud en la resolución 666.

En Santa Marta, si bien se decretó confinamiento los miércoles, viernes y domingos y otras medidas estrictas; se dejaron algunas consideraciones con el fin de que puedan desarrollarse actividades turísticas y sociales que permitieran reducir el impacto económico que ocasione la actual emergencia del covid-19.

Cabe destacar, que hasta la semana anterior y tomando como base las reservas, el gremio proyectaba llegar a una ocupación del 51% para esta temporada.

En la hotelería del Valle del Cauca la percepción es la misma. Para Óscar Guzmán, el presidente del capítulo del gremio en esa región, aunque el sector respalda las medidas del Gobierno, “sabemos que esto nos va a impactar nuevamente. No esperamos una ocupación mayor al 35%”, dijo.

A nivel nacional, Luz Stella Flórez, la presidenta de la Junta directiva de Cotelco agregó que “confía en que las reservas de los destinos no se cancelen”.

Transporte

La Semana Santa representaba también una esperanza para el sector de transporte terrestre especial, teniendo en cuenta que este también se ha visto afectado por la intermitencia de las actividades escolares durante la pandemia.

“Aspiramos a que unos 20.000 vehículos pudieran salir de los parqueaderos y seguimos con la esperanza hasta última hora, pero creo que se debe buscar la manera de que las medidas tengan autocuidado, pero no sean tan fuertes, porque estas lo que hacen es que desestimulan a los turistas del país”, aseguró Lupoani Sánchez, presidente de la Asociación Colombiana de Transporte Terrestre Automotor Acoltés.

En el caso del transporte intermunicipal las rutas que se espera que tengan más movimiento de pasajeros para esta época son las de Bogotá hacia Medellín, Cali, la Costa Atlántica, Neiva y Villa de Leyva; y de Cali hacia Medellín, Popayán y Pasto.

De acuerdo con José Yesid Rodríguez, presidente de la Asociación para el Desarrollo Integral del Transporte Terrestre Intermunicipal ADITT, hoy se tiene un “optimismo moderado” con respecto a esta temporada, pues se espera llegar a trasportar a cerca de 2 millones de pasajeros. Sin embargo es importante tener en cuenta que antes de la pandemia para esta temporada se registraban 3 millones de personas movilizadas.

“Recomendamos no usar transporte informal, pues para eso estarán disponibles cerca de 45.000 vehículos de empresas”, concluyó.