Presidente Santos admitió que hubo demora en previsión de racionamiento eléctrico

, Nacionales

Al aceptar la renuncia del Ministro de Minas y Energía, Tomás González, el Presidente Santos reconoció que las entidades del sector público se demoraron en reaccionar ante el riesgo de un racionamiento de energía en el país.
El jefe de Estado también advirtió que los daños que se han dado en algunas generadoras de energía “nos han puesto en serias dificultades y estamos al límite”. (Lea: La sombra del racionamiento nos asusta 24 años después)
De acuerdo con el mandatario, “los colombianos no hemos ahorrado, pues consumimos un 5 por ciento más de lo que consumimos en enero y febrero del año pasado”.
Santos dijo que, muy a su pesar, le aceptó la dimisión al Ministro González y que mientras tanto fue encargada de ese despacho la ministra de la Presidencia, María Lorena Gutiérrez.
Gobierno decreta medidas para promover el ahorro en el consumo de energía
La Comisión de Regulación de Energía y Gas, quedó autorizada para adoptar de manera temporal las medidas regulatorias que sean necesarias. La CREG “podrá ajustar las fórmulas tarifarias para establecer un esquema diferencial que promueva el ahorro en el consumo de energía por parte de los usuarios”, precisa el decreto expedido este lunes.
El Gobierno Nacional decretó este lunes medidas para promover el ahorro en el consumo de energía eléctrica y lograr un uso racional y eficiente por parte de los consumidores en las actuales circunstancias del país.
Para ello se adicionó el Decreto Único Reglamentario del Sector Administrativo de Minas y Energía, 1073 de 2015, con el fin de adoptar medidas tendientes a garantizar la prestación eficiente del servicio público domiciliario de energía eléctrica en circunstancias extraordinarias.
Dicho decreto único fue adicionado autorizando a la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG), para que adopte de manera temporal las medidas regulatorias que sean necesarias para tal fin.
“En desarrollo de lo anterior, la CREG podrá ajustar las fórmulas tarifarias para establecer un esquema diferencial que promueva el ahorro en el consumo de energía por parte de los usuarios”, precisa el nuevo decreto.
La medida se adoptó minutos después de que el Presidente Juan Manuel Santos anunciara en la Casa de Nariño medidas para enfrentar los efectos ocasionados por el Fenómeno del Niño, el peor en los últimos 35 años, así como situaciones de emergencia presentadas en centrales eléctricas.
De acuerdo con el decreto, es deber del Estado asegurar la prestación eficiente de los servicios públicos a todos los habitantes del territorio nacional.
Recuerda que la Ley 142 de 1994 “establece que el Estado intervendrá en los servicios públicos domiciliarios conforme a las reglas de competencia de que trata la ley, entre otros fines, para garantizar su prestación continua e ininterrumpida, sin excepción alguna, salvo cuando existan razones de fuerza mayor o caso fortuito o de orden técnico o económico que así lo exijan”.
Agrega que “el Uso Racional y Eficiente de la Energía ha sido declarado como un asunto de interés social, público y de conveniencia nacional, fundamental para asegurar el abastecimiento energético pleno y oportuno, la competitividad de la economía colombiana y la protección al consumidor”.
El mismo derecto indica que “no obstante las medidas que se han adoptado hasta la fecha, tendientes a garantizar la prestación del servicio público domiciliario de energía eléctrica en época de baja hidrología, recientes e inesperados sucesos relacionados con salidas técnicas del sistema por parte de algunos generadores hidráulicos y térmicos, han reducido la franja de seguridad que permite garantizar dicho servicio, lo que pone en riesgo la prestación del servicio en horas de alta demanda energética”.
Por lo anterior y para efectos de lograr un uso racional y eficiente de la energìa elèctrica por parte de los consumidores en las actuales circunstancias señaladas en el considerando anterior, se hace necesario que la CREG adopte de manera temporal las medidas regulatorias que sean necesarias para tal fin, concluye el decreto.

Cruzada por el ahorro energético

“Tenemos que hacer una verdadera cruzada por el ahorro si queremos evitar cortes preventivos de energía y evitar así un racionamiento”, dijo el Presidente Santos en una declaración en la Casa de Nariño.
El Mandatario explicó así las medidas que se adoptarán:
Para los hogares se premiará el ahorro y se castigará los desperdicios de energía, como sucede con el agua:
• Por cada peso que ahorre del consumo promedio un hogar recibirá otro peso como incentivo.
• Si consume un peso más que el promedio se le cobrará el doble.
Es decir, el que ahorre más ganará más y el que desperdicie más pagará más.
Para los grandes consumidores se dará un incentivo para que generen su propia energía y sustituyan la que le compran a la red:
• Para quien tenía una planta era mejor negocio comprar energía de la red que generarla. Ahora se va a pagar a un precio que haga que sea mejor generarla.